• Presidente palestino, Mahmud Abás, habla con la prensa, Ramalá, 28 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 28 de enero de 2020 23:20

Mahmud Abás considera que el plan de Trump para resolver el conflicto con Israel es una “conspiración” y asegura que Al-Quds “no está a la venta”.

“Les digo a Trump y Netanyahu: Al-Quds [Jerusalén] no está a la venta, ninguno de nuestros derechos está a la venta y no son para negociar. Y su acuerdo [que es] una conspiración, no pasará”, ha dejado claro este martes el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Las declaraciones del mandatario palestino se producen poco después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, presentara en la Casa Blanca, junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, su polémico “acuerdo del siglo”, con el que supuestamente pretende poner fin a siete décadas de conflicto entre los palestinos y los ocupantes israelíes.

Abás ha repudiado, asimismo, la propuesta de Trump de convertir la ciudad ocupada palestina de Al-Quds en capital “indivisible” del régimen de Israel, subrayando que “ningún palestino puede aceptar un Estado palestino sin Jerusalén”.

 

El jefe de la ANP ha realizado estas declaraciones en la ciudad cisjordana de Ramalá, al término de una reunión de las facciones y grupos de Resistencia palestinos, entre ellos el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), para decidir la posición que van a adoptar respecto a la iniciativa de Trump.

El anuncio de Trump ha desatado una ola de condenas de todos los grupos palestinos. HAMAS lo tilda de “agresivo”, y asegura que “está abocado al fracaso”.

Por su parte, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) condena el hecho de que el proyecto “reconozca la colonización ilegal de Israel y su anexión de tierras ocupadas que pertenecen al Estado de Palestina”, pues, según la OLP, “Para lograr la paz hay que, ante todo, respetar y cumplir los principios fundamentales del Derecho Internacional”.

El “acuerdo del siglo”, vulnerando claramente el derecho internacional, establece que toda la ciudad de Al-Quds pasaría a ser capital israelí, los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania también serían reconocidos a cambio de que durante los próximos cuatro años se deje de construir.

Este martes, la Liga Árabe (LA), a petición de la ANP, convocó una reunión de urgencia para el sábado a fin de abordar el plan de Trump para el oeste de Asia y adoptar una postura conjunta.

Miles de palestinos salieron a las calles de la Franja de Gaza y varias localidades cisjordanas para mostrar su repudio al plan urdido por Trump, que de una manera u otra reconoce la ocupación israelí de los territorios palestinos, contrariamente a las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

mjs/lvs/nii/

Comentarios