• Soldados estadounidenses en una base en Bagdad, capital de Irak. (Foto: Reuters)
Publicada: martes, 7 de enero de 2020 23:28
Actualizada: miércoles, 8 de enero de 2020 1:25

Las Fuerzas Armadas iraquíes confirman el carácter ilegal de la presencia de las tropas de EE.UU. en Irak, después de que Bagdad exigiera su expulsión ante la ONU.

“Es ilegal cualquier estancia de las fuerzas de la ‘coalición internacional’ después del mensaje de Irak a las Naciones Unidas para poner fin a la solicitud de asistencia de la coalición”, dijo el martes el portavoz de las Fuerzas Armadas iraquíes, Abdul Karim Jalaf, en una entrevista con la agencia rusa Sputnik.

El pasado domingo, en dos cartas enviadas por separado, dirigidas a la Secretaría General de las Naciones Unidas y a la Presidencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), la Cancillería iraquí denunció los actos terroristas de EE.UU. y la violación de la soberanía de su país.

Efectivamente, el Ministerio de Exteriores iraquí dijo que las acciones de Washington en suelo iraquí constituyen “una violación peligrosa de la soberanía de Irak y de los términos de la presencia de EE.UU. en el país árabe” y llamó al CSNU a que condene los ataques estadounidenses.

 

Bagdad envió tales misivas en respuesta al atentado perpetrado por EE.UU. en Bagdad, capital iraquí, en el que murieron el comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general iraní Qasem Soleimani, y el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Mohandes. La orden vino del propio presidente norteamericano, Donald Trump.

Según informó Jalaf, el primer ministro en funciones de Irak, Adel Abdul-Mahdi, ya ha mantenido una reunión con el embajador estadounidense en Bagdad y ha acordado el mecanismo de salida de las tropas norteamericanas del país árebe.

En declaraciones hechas el martes, Abdul-Mahdi aseguró que “la única solución para la crisis” en su país es la retirada de las tropas internacionales.

De hecho, la muerte del teniente general Soleimani y Al-Muhandis a manos de EE.UU. ha generado un fuerte rechazo contra Washington en Irak, tanto entre los funcionarios del Gobierno, como entre las fuerzas populares.

tqi/nii/