• Ezat Shabandar, exdiputado iraquí detenido en los Emiratos Árabes Unidos.
Publicada: viernes, 22 de noviembre de 2019 14:04
Actualizada: sábado, 23 de noviembre de 2019 0:04

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) detuvieron a un político iraquí que reveló el complot israelo-emiratí y sus encubiertos “actos de sabotaje” en Irak.

Según reportó el jueves la cadena de televisión libanesa Al-Mayadeen, Ezat Shabandar, una figura política y exparlamentario iraquí fue aprehendido en los EAU a principios de esta semana bajo las órdenes de “autoridades de más alto rango” emiratíes.

De acuerdo con el medio, que cita a fuentes anónimas, detalló que la detención se dio después de que Shabandar revelara información sobre el rol de Abu Dabi en el financiamiento de “actos vandálicos” durante las protestas en Irak y el suministro de armamento a cuatro tribus de la provincia occidental de Al-Anbar con miras a crear una fuerza armada local y en última instancia separar esta provincia de Irak.

LEER MÁS: “Mossad y CIA están detrás de actos violentos en Irak”

En concreto, los emiratíes tenían planeado crear una “confederación” en Al-Anbar para hospedar a los refugiados palestinos, en el marco del llamado “acuerdo del siglo” que ha urdido EE.UU. para legitimar la ocupación israelí de territorios palestinos y eliminar el derecho al retorno de los refugiados palestinos. Shabandar obtuvo toda esa información posiblemente de Catar, agregó el reporte.

LEER MÁS: Palestina rechaza propuestas económicas del “acuerdo del siglo”

Mientras tanto, fuentes de seguridad iraquíes, citados por Al-Mayadeen, precisaron que el arresto tuvo lugar en el aeropuerto de Abu Dabi, la capital emiratí, y que las autoridades del pequeño emirato ribereño del Golfo Pérsico han obligado a Shabandar a emitir un comunicado en el que niega su detención.

Estas fuentes subrayaron que este caso pone de manifiesto la “intromisión” de otros países árabes vecinos en los asuntos internos de Irak.

El informe sobre la confabulación conjunta entre EAU y el régimen de Israel en Irak sale a la luz mientras este país ha sido escenario de masivas marchas. Las movilizaciones comenzaron el primero de octubre con demandas de puestos de trabajo y una mejora de situación económica y terminaron pidiendo el fin de la corrupción.

El Gobierno de Bagdad ha reconocido el derecho de sus ciudadanos a manifestarse pacíficamente, al tiempo que advirtió de los intentos de desestabilización dirigidas desde el exterior.

Numerosos informes han destacado que estados extranjeros como EE.UU., Arabia Saudí y el régimen de Tel Aviv han estado buscando explotar las protestas en un intento por provocar disturbios y crear caos en el país rico en petróleo.

LEER MÁS: Fuerzas iraquíes detienen a 3 infiltrados armados en protestas

LEER MÁS: Irak: Un “tercero” está detrás de disparos contra manifestantes

mjs/krd/alg

Comentarios