• Un helicóptero estadounidense sobrevuela zonas occidentales de Irak. (Foto: Getty Images).
Publicada: domingo, 21 de abril de 2019 13:20

Las fuerzas terroristas del Comando Central de EE.UU. han construido una pista de aterrizaje para helicópteros en la provincia iraquí de Al-Anbar (oeste).

La agencia iraquí de noticias Al maalomah ha informado este domingo de las nuevas actividades sospechosas que están realizando los efectivos del terrorista Comando Central de Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés) en Al-Anbar, provincia fronteriza con Siria.

Citando una fuente local conocedora del asunto, que pidió permanecer en el anonimato, el medio ha reportado, en concreto, la construcción de una pista de aterrizaje de helicópteros en la estratégica Al-Rutba, la ciudad más grande de Al-Anbar.

La fuente ha calificado de sin precedentes la medida del Centcom y ha señalado que la edificación de la aludida pista de aterrizaje facilitará el monitoreo, por helicópteros estadounidenses, de las zonas desérticas de Irak fronterizas con Siria.

Las fuerzas de seguridad iraquíes no cuentan con bastante información sobre los motivos de la construcción de esa pista de aterrizaje, que está siendo fuertemente vigilada por las fuerzas norteamericanas.

Últimamente, Estados Unidos ha estado realizando movimientos sospechosos en Al-Anbar, donde ha establecido nuevas bases militares y desplegado nuevos equipamientos militares, sin ofrecer detalles sobre los mismos al Gobierno de Bagdad.

 

En marzo, la organización iraquí Badr reveló que Washington está entrenando a unos 1000 elementos del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en las zonas desérticas de Al-Anbar.

EE.UU. tiene estacionados en Irak a unos 5000 soldados. Según fuentes militares norteamericanas, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) está considerando, además, establecer, cerca de la frontera sirio-iraquí, un comando que pueda ingresar en el territorio sirio, en cualquier momento, para llevar a cabo misiones especiales.

La presencia de tropas estadounidenses en Irak ha suscitado críticas y condenas de parte de diversas facciones políticas iraquíes, que acusan a Washington de crear grupos insurgentes y extremistas, y de sumir al país en el caos tras la invasión de 2003.

mnz/anz/ftm/alg

Comentarios