• Tropas estadounidenses durante una sesión de entrenamiento militar a las afueras de la ciudad de Bagdad, capital de Irak.
Publicada: domingo, 3 de marzo de 2019 15:09

La organización iraquí Badr revela que EE.UU. está entrenando a cientos de terroristas del grupo EIIL (Daesh, en árabe) en la provincia occidental de Al-Anbar.

“Hay entre 700 y 1000 criminales de Daesh recibiendo instrucción militar de manos de las tropas estadounidenses en las zonas desérticas de Al-Anbar”, ha informado este domingo Qosay al-Anbari, director de la oficina de Badr, en declaraciones a la agencia local Almaalomah.

El funcionario de Badr ha añadido que “estos terroristas disfrutan de una situación especial, y están férreamente protegidos por los militares de EE.UU., hasta el punto de que nadie puede tener acceso a ellos”.

Al-Anbari, cuya organización Badr desempeñó un papel relevante en la lucha contra el terrorismo de Daesh en el territorio iraquí, ha pedido al Gobierno de Bagdad que adopte las medidas necesarias para impedir el regreso de esta banda extremista al país.

A pesar de su derrota en el territorio iraquí, la amenaza de que resurja la agrupación terrorista Daesh en Irak todavía planea. A este respecto, en los últimos días, varios medios de comunicación se hicieron eco de la cooperación de EE.UU. con el EIIL en Al-Anbar.

Hay entre 700 y 1000 criminales de Daesh recibiendo instrucción militar de manos de las tropas estadounidenses en las zonas desérticas de Al-Anbar”, ha informado Qosay al-Anbari, director de la oficina de la organización iraquí Badr.

 

Muhamad al-Baldavi, diputado del bloque Al-Biná en el Parlamento iraquí, denunció el pasado mes de febrero el nefasto complot de Washington de liberar a los elementos terroristas que tienen detenidos, en un intento para dar un impulso a Daesh en Irak, donde la banda takfirí ha sido derrotada gracias a los esfuerzos realizados por el Ejército iraquí, las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) y sus aliados.

La presencia de tropas estadounidenses en Irak ha suscitado críticas y condenas de parte de diversas facciones políticas iraquíes, que acusan a Washington de crear grupos insurgentes y extremistas, y de sumir al país en el caos tras la invasión de 2003.

En los últimos meses, los legisladores iraquíes han insistido en la salida de EE.UU. de Irak. De hecho, el Parlamento del país árabe tiene previsto analizar en breve un proyecto de ley presentado por el bloque Saerun, en el que se exige la retirada de los soldados extranjeros de suelo iraquí.

mkh/anz/ftn/hnb

Comentarios