• Una sesión del Parlamento iraquí, cuya sede se halla en Bagdad (la capital), 4 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 5 de febrero de 2019 15:12
Actualizada: miércoles, 6 de febrero de 2019 8:51

El Parlamento iraquí tiene planeado iniciar una nueva sesión para acabar con la presencia de fuerzas de EE.UU. en Irak.

Según comunicó el lunes el presidente del Parlamento de Irak, Muhamad al-Halbusi, durante el próximo período legislativo se discutirá un proyecto de ley que impulse la retirada de todas las tropas estadounidenses presentes en suelo iraquí.

El anuncio se produjo tan solo un día después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, en una entrevista publicada por la cadena local CBS, admitiera que la guerra de Irak fue un “gran error”, aunque explicó que, como ya se había realizado una cuantiosa inversión en la creación de una base militar en esa nación, era mejor conservarla y usarla para “vigilar a Irán”.

“Irak mantiene fuertes relaciones con los países vecinos”, denunció Al-Halbusi tras las declaraciones de Trump sobre Irán, para después agregar que varios ministros iraquíes han solicitado que se revise la presencia de las tropas estadounidenses en Irak y que se cancele el acuerdo de seguridad entre Bagdad y Washington, rubricado en 2008.

Por su parte, el parlamentario Ahmad al-Asadi, que también funge como portavoz de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), denunció “la irresponsabilidad” de Trump y aseguró que la actual legislatura bloqueará cualquier acto que busque usar al país árabe como “un trampolín para atacar a otros Estados”.

Tras las declaraciones inapropiadas e irresponsables de (Donald) Trump, el proyecto de ley sobre la retirada de las tropas extranjeras de Irak, incluidas las de EE.UU., será una de las prioridades durante la próxima sesión”, anunció el parlamentario iraquí Ahmad al-Asadi.

 

“Tras las declaraciones inapropiadas e irresponsables de Trump, el proyecto de ley sobre la retirada de las tropas extranjeras de Irak, incluidas las de EE.UU., será una de las prioridades durante la próxima sesión. Creo que será una de las primeras cuestiones en ser sometidas a votación”, agregó Al-Asadi.

Después de que el Gobierno de Bagdad se alzara con la victoria frente al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en diciembre de 2017, las autoridades estadounidenses prometieron “reducir gradualmente” su presencia en territorio iraquí; no obstante, en agosto de 2018 Washington aseguró que el contingente norteamericano —estimado en 5200 efectivos— permanecerá en Irak “el tiempo que sea necesario”.

La presencia de tropas estadounidenses en Irak ha suscitado críticas y condenas de parte de diversas facciones políticas iraquíes, que acusan a Washington de crear grupos insurgentes y extremistas, y de sumir al país en el caos tras la invasión de 2003.

myd/anz/ftm/alg

Comentarios