• El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla a uniformados estadounidenses en la base de Ain Al-Asad, en Irak, 26 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 3 de febrero de 2019 16:41

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha afirmado que mantendrá parte de las tropas norteamericanas en Irak para vigilar de cerca a Irán.

“Es posible que mantengamos un contingente (en Irak) y uno de los motivos es que quiero observar un poco a Irán, porque Irán es un verdadero problema”, ha declarado Trump en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CBS News, emitida este domingo.

Tras la victoria del Gobierno de Bagdad frente al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en diciembre de 2017, las autoridades estadounidenses prometieron “reducir gradualmente” su presencia en territorio iraquí, pero en agosto de 2018 Washington aseguró que el contingente norteamericano —estimado en 5200 efectivos— permanecerá en Irak “el tiempo que sea necesario”.

El mandatario norteamericano ha descartado, no obstante, que la presencia de las fuerzas y bases estadounidenses en Irak tenga por meta lanzar una ofensiva militar contra el país persa.

“Quiero ser capaz de observar ese país. Tenemos una base militar increíble y cara en Irak; está perfectamente situada para observar toda la región de Oriente Medio. Queremos seguir observando para ver si hay problemas”, ha señalado.

Es posible que mantengamos un contingente (en Irak) y uno de los motivos es que quiero observar un poco a Irán, porque Irán es un verdadero problema”, ha indicado el presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

Los nuevos comentarios de Trump sobre Irán se producen en medio de una severa retórica entre Washington y Teherán, que ha seguido al anuncio de la nueva ronda de sanciones antiraníes tras la retirada unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear, firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania). 

Pese a las amenazas de EE.UU., las Fuerzas Armadas de Irán han advertido en reiteradas ocasiones que están listas para dar una “respuesta fuerte y rápida” a cualquier agresión militar lanzada desde el exterior.

La presencia de tropas estadounidenses en Irak ha suscitado críticas y condenas de parte de diversos grupos políticos, que acusan a Washington de crear grupos insurgentes y extremistas, y de sumir al país en el caos tras la invasión de 2003.

myd/anz/ftn/mjs

Comentarios