• Un niño iraní que sufre de la epidermólisis ampollar (EB, por sus siglas en inglés).
Publicada: miércoles, 13 de noviembre de 2019 1:50

La ONU, tras la muerte de 15 niños enfermos iraníes por las sanciones de EE.UU., ha instado a Washington a respetar las decisiones de la CIJ.

“Como norma, alentamos a todos los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a cumplir con las decisiones tomadas por la Corte Internacional de Justicia (CIJ)”, ha respondido el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, a la pregunta sobre la muerte de al menos 15 niños iraníes con epidermólisis ampollar (EB, por sus siglas en inglés) debido a la escasez de apósitos por las sanciones de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump.

Hamid Reza Hashemi-Golayegani, jefe de una oenegé que ayuda a estos niños, dijo el domingo que al menos 15 niños enfermos habían muerto desde que Estados Unidos lanzó sus nuevas sanciones contra el país persa.

LEER MÁS: Sanciones de EEUU ponen en riesgo la vida de enfermos con EB en Irán

Esto se debe a que las compañías médicas suecas que proporcionaban los vendajes protectores para dichos enfermos han suspendido los suministros debido a las sanciones, explicó

Como norma, alentamos a todos los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a cumplir con las decisiones tomadas por la Corte Internacional de Justicia (CIJ)”, ha dicho el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, en referencia a las sanciones de EE.UU. a Irán que han provocado la muerte de unos 15 niños iraníes enfermos.

 

EE.UU., en mayo de 2018, volvió a reimponer todas las sanciones contra Irán, levantadas en el marco del histórico acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1, que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania.

Trump insiste en que las sanciones excluyen los productos farmacéuticos, pero la CIJ de La Haya subrayó en 2018 que las sanciones de EE.UU. son una verdadera barrera para los intercambios en el sector de la parafarmacia.

Desde la reimposición de las sanciones, la firma sueca de productos médicos Molnlycke Health Care ha dejado de distribuir a Irán apósitos Mepilex, utilizados para tratar heridas, incluidos los casos de epidermólisis ampollar, según informes de los medios iraníes.

“Washington afirma que su máxima presión no impide el suministro de medicamentos y otras necesidades humanitarias en Irán, pero las sanciones bancarias elevan los precios de importación, bloquean las cadenas de suministro y crean una escasez mortal de medicamentos”, advierte la revista estadounidense Foreign Policy.

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, también ha censurado los efectos del “terrorismo económico” de EE.UU. sobre el pueblo del país persa, en particular, los enfermos con cáncer.

alg/hnb/nii

Comentarios