• Un convoy de vehículos militares de EE.UU. cerca de la ciudad de Manbij, sita en el norte de Siria.
Publicada: jueves, 7 de marzo de 2019 14:36

Un gran convoy militar de Estados Unidos partió de Siria con destino a la base aérea de Ain al-Asad en la provincia iraquí de Al-Anbar (oeste).

“El convoy incluía 30 camiones que transportaban diversos equipos militares desde la base (estadounidense) de Al-Tanf en Siria hacia la base aérea de Ain al-Asad en la provincia de Al-Anbar”, ha anunciado este jueves la agencia de noticias iraquí Almaalomah.

Según la fuente, el convoy salió escoltado por helicópteros estadounidenses, y cada camión transportaba uno o dos vehículos, así como equipamiento militar.

Almaalomah agregó que el traslado de las fuerzas estadounidenses de Siria a Irak es sospechoso, ya que incluso los funcionarios de seguridad iraquíes en la zona no habían informado al respecto.

La presencia de las tropas estadounidenses en Irak ha suscitado críticas y condenas de parte de varias facciones políticas iraquíes que acusan a Washington de crear grupos insurgentes y extremistas y de sumir el país en el caos tras la invasión del 2003.

El domingo, la organización iraquí Badr, que desempeñó un papel relevante en la lucha contra el terrorismo, reveló que Washington está entrenando a cientos de terroristas del grupo EIIL (Daesh, en árabe) en las áreas desérticas de Al-Anbar a fin de prolongar la crisis en el país árabe.

El convoy incluía 30 camiones que transportaban diversos equipos militares desde la base (estadounidense) de Al-Tanf en Siria hacia la base aérea de Ain al-Asad en la provincia (iraquí) de Al-Anbar”, ha anunciado la agencia local Almaalomah.

 

El pasado febrero, el diputado iraquí Hasan Salem explicó que los estadounidenses apoyan a Daesh por temor a que el Parlamento iraquí apruebe una ley que ponga fin a la presencia de las tropas extranjeras en el país, después de que Bagdad declare el fin del terrorismo. EE.UU. justifica su presencia en Irak bajo el pretexto de la lucha antiterrorista.

En los últimos meses, los legisladores iraquíes han insistido en la salida de EE.UU. de Irak. De hecho, el Parlamento tiene previsto analizar en breve un proyecto de ley, presentado por el bloque Saerun, en el que se exige la retirada de los soldados extranjeros de suelo iraquí.

snz/ctl/mtk/hnb

Comentarios