• El presidente de EE.UU., Donald Trump, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, 23 de julio de 2020.
Publicada: lunes, 10 de agosto de 2020 21:45

Expertos refutan la previsión del presidente Donald Trump de que estará lista una vacuna contra la COVID-19 para el 3 noviembre, día de las elecciones en EE.UU.

El presidente de Estados Unidos dijo la semana pasada que estaba optimista del logro en su país de una vacuna para el coronavirus hacia la fecha de los próximos comicios generales, el 3 de noviembre.

Contrariamente a las predicciones de Trump, médicos especialistas han asegurado este lunes al canal estadounidense CNN que es poco probable que haya una vacuna contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, para el día de las elecciones.

No hay forma. Simplemente no hay manera, ha recalcado el Dr. Peter Hotez, vacunólogo de Baylor College of Medicine y analista médico de CNN, después de revisar datos de Moderna, la primera compañía en comenzar sus ensayos clínicos de fase 3 de una vacuna contra el coronavirus en Estados Unidos.

Asimismo, Paul Offit, especialista del Children's Hospital of Philadelphia, ha asegurado que ese propósito no será posible pues, a su juicio, Estados Unidos necesita más tiempo para que alcanzar la buscada vacuna contra la COVID-19, que hasta el momento ha afectado a más de cinco millones de personas en este país norteamericano.

 

Esta no es la primera vez que Trump hace una declaración falsa sobre la pandemia que sacado a luz la crítica situación sanitaria y económica de Estados Unidos.

En marzo, el mandatario estadounidense, Donald Trump, recomendó la hidroxicloroquina, un principio activo antimalárico, para el tratamiento del letal coronavirus, pero poco después, los científicos alertaron que la receta del presidente incrementa en los pacientes con la COVID-19, el riesgo de muerte.

En otro momento, Trump adujo que el nuevo coronavirus “va a desaparecer sin una vacuna”, dado que los virus “también mueren como todo lo demás”.

La gestión de la Administración Trump ante la pandemia ha recibido una ola de críticas dentro y fuera del país. Funcionarios estadounidenses responsabilizan al mandatario de las altas cifras de COVID-19 por haber minimizar la crisis y preferido los negocios por encima de la salud.

Estados Unidos, con 165 935 casos, encabeza actualmente la lista de países con mayor número de decesos por coronavirus. 

rtk/ncl/hnb