• La gente hace cola en Nueva York, en EE.UU, por pedir beneficios de desempleo, 1 de abril de 2020. (Foto: Getty Images)
Publicada: lunes, 27 de abril de 2020 15:19

Estados Unidos necesita varios años, no meses, para recuperar su economía en caso de que pueda superar la grave situación causada por la pandemia del coronavirus.

Según apostilla la cadena estadounidense CNN en una columna publicada este lunes, la histórica crisis económica de EE.UU. tardará años debido a los graves impactos que ha dejado el nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19 en los sectores comerciales del Estado norteamericano.

El documento ha puesto en entredicho la reciente declaración del secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, quien consideró el domingo que la economía del país podría recuperarse en el próximo verano, si comienzan a reactivarse en los dos próximos meses las actividades, interrumpidas por la pandemia del coronavirus.

De acuerdo con la información ofrecida por CNN, en la última semana, se sumaron unos 4,4 millones de solicitudes de beneficios de desempleo en EE.UU., cifra que sumada a las de las cinco semanas anteriores totaliza 26,5 millones de trabajadores desde el 14 de marzo, cuando se establecieron las primeras medidas de cuarentena parcial a escala nacional.

El presidente Donald Trump cree que la demanda acumulada podría causar que la economía estadounidense despegue como un cohete, cuando la vida normal regrese y una vez que los clientes tengan la libertad de comprar y gastar nuevamente. Pero incluso si el virus se desvaneciera en EE.UU., no ocurrirá algo así”, argumenta el medio.

 

El dossier estima que en la era poscoronavirus, los centros comerciales, restaurantes, bares y cines de EE.UU. se reabrirían probablemente a una capacidad reducida por falta de recursos económicos. “Un café que tenía seis camareros podría necesitar solo tres. Y no hay garantía de que esos otros trabajos volverán alguna vez”, agrega.

“Ese escenario se repetirá millones de veces. Esto significa que menos trabajadores pueden comprar automóviles e irse de vacaciones, lo que muestra que las industrias como el turismo, el entretenimiento y la hospitalidad tienen un largo recorrido. Entonces, después de ganar la batalla contra el coronavirus, la guerra para revivir a Estados Unidos probablemente continuará. Estamos hablando de años, no de meses”, concluye el informe.

Las dolorosas consecuencias económicas de los cierres relacionados con el virus han generado furiosas protestas en varias capitales estatales de EE.UU., donde la gente insiste en que se permita la reapertura de los negocios.

El subsidio que reciben los desempleados en este país es mucho menor de lo que ganaban trabajando. Además de la fuente de ingresos, los parados pierden el seguro médico. Todos cuentan los días para volver a sus trabajos.

Según los datos obtenidos, el balance total de decesos confirmados por la pandemia del nuevo coronavirus en EE.UU. alcanzó hasta este lunes un total 55 440, mientras el número de los contagiados sobrepasó los 987 900.

myd/rha/rba/mjs