• El presidente de EE.UU., Donald Trump, ofrece una rueda de prensa en la Casa Blanca, 13 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 14 de enero de 2020 1:10

Trump había autorizado matar a Soleimani hace siete meses y no el 3 de enero tras evaluar de inminente un posible ataque del general iraní a embajadas de EE.UU.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, autorizó hace siete meses el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimaní, conforme ha publicado este lunes la cadena local NBC News, citando a cinco altos funcionarios de la actual y anterior Administración estadounidense.

Trump dio esa orden a su ejército en junio pasado con la condición de que, cuando llegara el momento de activar cualquier operación específica para eliminar al notable general persa, él mismo volviera a confirmar la medida, ha resaltado el medio norteamericano.

Las fuentes gubernamentales han asegurado a NBC News que el ex asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton había instado a Trump a firmar una operación para asesinar a Soleimani, luego de que las la División Aeroespacial del CGRI derribara un avión no tripulado estadounidense por haber violado el espacio aéreo iraní a mediados de junio.

Sin embargo, una de las fuentes ha precisado a la cadena norteamericana que Trump rechazó la propuesta de Bolton —a la que se sumó también el secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo— y dejó claro que “el asesinato de Soleimani solo estaría sobre la mesa, si los iraníes atacaran a algún ciudadano estadounidense”.

 

Esta nueva revelación pone en entredicho las alegaciones del magnate neoyorquino con las que intenta justificar su orden criminal ante la opinión pública. Según Trump, ordenó matar a Soleimani —figura crucial en la lucha antiterrorista en el oeste de Asia— tras haberse detectado la amenaza “inminente” de que el general persa estaba planeando atacar cuatro embajadas estadounidenses en esta región.

La justificación de Trump provocó el viernes reacciones por parte de senadores del Partido Demócrata, que rechazaron implícitamente el alegato del mandatario y aseguraron que “les sonaba a nuevo”, ya que no fue abordado en la reunión de inteligencia que se celebró esta misma semana a puertas cerradas con la presencia de Trump.

Al respecto, el jefe del Pentágono, Mark Esper, refutó el domingo la versión del presidente republicano sobre los motivos que condujeron al asesinato del general Soleimani en Irak, y puso de relieve que no había visto ninguna “prueba” concluyente de que estratega militar iraní planeara atacar sedes diplomáticas del país norteamericano en la región, tal como adujo Trump.

La madrugada de 3 de enero, Soleimani, y el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, junto a varios otros compañeros, cayeron mártires en un ataque aéreo lanzado por EE.UU. contra los vehículos en los que viajaban cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad (capital iraquí).

Horas después, el Pentágono confirmó que Trump ordenó directamente acabar con la vida de Soleimani para “disuadir a Irán” y proteger los intereses de EE.UU. en el oeste de Asia.

krd/ncl/mnz/hnb

Comentarios