• El presidente de EE.UU., Donald Trump, en conferencia de prensa desde su residencia en Mar-a-Lago, Florida, 24 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 24 de diciembre de 2019 22:00

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho este martes que lidiará con cualquier “regalo de Navidad” que Pyongyang le tenga reservado.

Desde su residencia en Mar-a-Lago, Florida, el inquilino de la Casa Blanca ha asegurado que su país no tendría ningún problema para enfrentar con total éxito un eventual “regalo de Navidad” de Corea del Norte, en referencia a la sorpresa con que este último país le amenazó.

Averiguaremos cuál es la sorpresa y lidiaremos con ella de forma exitosa. Todo el mundo tiene sorpresas para mí, pero veremos qué sucede. Las manejo a medida que se van revelando”, ha respondido Trump a los periodistas.

Los comentarios de Trump se producen en respuesta a la advertencia hecha por Corea del Norte a principios de diciembre, cuando el líder norcoreano, Kim Jong-un, fijó una fecha límite, hasta este fin de año, para que EE.UU. cambiara de actitud y dejara de lado las sanciones a fin de reducir las tensiones entre ambas naciones.

 

Pyongyang denunció que el diálogo sobre la desnuclearización solicitado por Estados Unidos no es más que un “estúpido truco” de cara a las elecciones presidenciales de 2020, así que “depende completamente de Washington qué regalo de Navidad le hagamos”.

Tal vez es un buen regalo”, ha bromeado el presidente republicano. “Tal vez es un presente donde me envía un hermoso jarrón en vez de una prueba de misiles”, añade.

Trump y su homólogo norcoreano se han reunido varias veces para posibilitar la desnuclearización y la pacificación de la península de Corea, pero sin éxito. La última de sus reuniones tuvo lugar en julio en Panmunjom, zona fronteriza desmilitarizada entre las dos Coreas.

Pyongyang se ha comprometido a dar pasos significativos hacia la desnuclearización, pero exige a Washington reciprocidad, lo cual implica en último término que retire sus sanciones a Corea del Norte. No obstante, dado que la hostilidad de la Casa Blanca no ha disminuido —las sanciones, de hecho, han aumentado—, Corea del Norte advierte que ya no regalará más cumbres a Trump.

lvs/hnb/nii/

Comentarios