• El presidente de EE.UU., Donald Trump (izda.) y el líder norcoreano, Kim Jong-un en la zona desmilitarizada de Panmunjom, 30 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 18 de noviembre de 2019 14:11

El líder norcoreano no se reunirá con Trump sin antes obtener algo a cambio, esa es su condición sine qua non ante la serie de encuentros infructuosos con EE.UU.

Corea del Norte reacciona ante las declaraciones vertidas el domingo por el mandatario estadounidense, Donald Trump, urgiéndole a Kim Jong-un suscribir lo antes posible un acuerdo sobre la desnuclearización de la península coreana.

El encargado de expresar el malestar de Pyongyang ha sido Kim Kye-gwan, un asesor de la Cancillería norcoreana, quien ha dicho que su país no está interesado “en este tipo de cumbres infructuosas”, y que no le darán nada a Trump para alardear sin antes obtener algo a cambio, según lo deja ver este lunes la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, por sus siglas en inglés).

“No daremos nada más al presidente estadounidense de lo que pueda vanagloriarse” añadió mientras precisó que Pyongyang debería ser recompensado por los “éxitos” que Trump presenta como propios.

El funcionario ha ido más allá y ha subrayado que si verdaderamente la Administración estadounidense pretende tener otra reunión o diálogos con Corea del Norte tiene que abandonar su “política hostil”.

LEER MÁS: Corea del Norte no dialogará con EEUU si no cesa su hostilidad

No daremos nada más al presidente estadounidense de lo que pueda vanagloriarse”, dijo Kim Kye-gwan, un asesor de la Cancillería norcoreana.

 

El asesor ha recordado que Kim y Trump han tenido tres reuniones desde junio del año pasado, empero, se han logrado un escaso progreso en las relaciones entre ambos lados mientras ha acusado a Washington de hacer que parezca que hay un avance sobre el tema de la desnuclearización solo para poder ganar tiempo y no hacer nada.

Corea del Norte ha avisado en varias ocasiones que enfrenta constantes actos hostiles de Estados Unidos. Desde que se empezaron los diálogos en junio del año 2018, los dos países consensuaron una desnuclearización completa de la península coreana, a cambio del cese de las maniobras Corea del Sur-EE.UU.

Desde el pasado febrero que las negociaciones han entrado en un callejón sin salida, Pyongyang ha llevado a cabo, de manera frecuente, pruebas de misiles balísticos, argumentando que estos lanzamientos tienen por meta emitir una “advertencia” a EE.UU. y Corea del Sur por sus maniobras militares conjuntas, que, conforme a Pyongyang, son actos provocativos y amenazan su soberanía territorial.

LEER MÁS: Pyongyang amenaza con represalias contra maniobras Washigton-Seúl

LEER MÁS: Corea del Norte: EEUU es un ladrón que extorsiona a Corea del Sur

nlr/ctl/myd/mjs

Comentarios