• El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la zona desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur, 30 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 17 de noviembre de 2019 19:07

Corea del Norte ha anunciado que no retomará los diálogos sobre la desnuclearización hasta que EE.UU. no abandone su “política hostil”.

En un comunicado publicado este domingo, el Ministerio norcoreano de Asuntos Exteriores ha criticado una reciente resolución aprobada en la tercera comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) que cuestiona la defensa de los derechos humanos en Corea del Norte.

En este sentido, Pyongyang ha considerado la disposición un “acto de provocación” y un ejemplo de la “política hostil” que ha emprendido el Gobierno de EE.UU., como miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que es, en su contra.

“Aunque se reanuden las conversaciones entre Corea del Norte y EE.UU., jamás podremos discutir la situación nuclear si no hablamos primero de la política hostil de Washington”, reza la nota, recogida por la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA.

Este anuncio se produce a pesar de que el secretario de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), Mark Esper, informara la misma jornada de que el país norteamericano ha decidido suspender unas maniobras militares conjuntas con Corea del Sur, previstas para diciembre, a fin de apoyar el diálogo sobre la desnuclearización con Pyongyang.

LEER MÁS: Pyongyang carga contra EEUU por impulsar un impasse diplomático

Aunque se reanuden las conversaciones entre Corea del Norte y EE.UU., jamás podremos discutir la situación nuclear si no hablamos primero de la política hostil de Washington”, ha comunicado el Ministerio norcoreano de Asuntos Exteriores.


“Yo no lo veo como una concesión, sino como un esfuerzo de buena fe para conseguir la paz (…) Me parece que es importante crear un espacio para nuestros diplomáticos de cara a alcanzar la desnuclearización de la península”, ha indicado el jefe del Pentágono en una reunión de seguridad asiática en Bangkok, la capital de Tailandia.

Corea del Norte ha avisado en varias ocasiones que enfrenta constantes actos hostiles de Estados Unidos. Pyongyang y Washington empezaron sus diálogos en junio de 2018, en Singapur, donde ambos acordaron una completa desnuclearización de la península a cambio del cese de las maniobras Corea del Sur-EE.UU.

Estas negociaciones se estancaron, no obstante, el pasado mes de febrero, cuando una cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, en Hanói (Vietnam) concluyó sin que se llegara a acuerdo alguno.

LEER MÁS: Corea del Norte anuncia el fracaso del diálogo con EEUU

Desde entonces, Pyongyang ha llevado a cabo, de manera frecuente, pruebas de misiles balísticos, argumentando que estos lanzamientos tienen por meta emitir una “advertencia” a EE.UU. y Corea del Sur por sus maniobras militares conjuntas, que, conforme a Pyongyang, son actos provocativos y amenazan su soberanía territorial.

myd/anz/hnb

Comentarios