• Equipamientos militares de EE.UU. abandonados en la base aérea de Al-Tabqa, en el norte de Siria, 16 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 17 de octubre de 2019 2:24

Coalición liderada por EE.UU. lanzó un ataque aéreo en noreste de Siria para destruir sus propias municiones y reducir la utilidad militar de sus instalaciones.

“El 16 de octubre, después de que todo el personal de la coalición y el equipo táctico esencial partieran, dos F-15E realizaron con éxito un ataque aéreo de precisión, planificado previamente en la Fábrica de Cemento Lafarge, para destruir municiones y reducir la utilidad militar de la instalación”, declaró el miércoles el portavoz de la llamada coalición internacional contra el EIIL (Daesh, en árabe), el coronel Myles B. Caggins III.

El proceso de evacuación de las tropas continúa y las fuerzas de la coalición se retiraron la misma jornada de las ciudades de Al-Raqa y Al-Tabqa, en el noreste de Siria.

Un funcionario de la Defensa de Estados Unidos ha dicho a la cadena de noticias CNN que no había otras fuerzas cercanas en el momento del ataque.

Asimismo, otras fuentes militares de EE.UU. han informado de que todos los soldados estadounidenses se retiraron de las bases en Siria para desplegarse en un lugar cerca de Kobani (norte) a fin de abandonar el territorio sirio.

El 7 de octubre, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció la retirada total del apoyo militar y económico a las milicias kurdas, apostadas en el norte de Siria, y afirmó que el Ejército estadounidense combatirá donde sea beneficioso para Washington y “solo para ganar”.

El 16 de octubre, después de que todo el personal de la coalición y el equipo táctico esencial partieran, dos F-15E realizaron con éxito un ataque aéreo de precisión, planificado previamente en la Fábrica de Cemento Lafarge (en noreste de Siria), para destruir municiones y reducir la utilidad militar de la instalación”, declara el portavoz de la coalición internacional, el coronel Myles B. Caggins III.

 

De igual manera, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, anunció el domingo que Trump ordenó el repliegue de hasta 1000 soldados norteamericanos del norte de Siria, declarando que “será una retirada meditada y queremos realizarla tan rápido y seguro como sea posible”.

El aviso de evacuación de las tropas respondió a las operaciones a gran escala de Turquía en el noreste de Siria, que dio comienzo el pasado miércoles, con el objetivo de atacar las regiones controladas por las milicias kurdas, apoyadas hasta el momento por Washington.

La agresión militar turca en Siria fue lanzada días después de que EE.UU. diera un giro de 180 grados a su alianza con las milicias kurdas.

LEER MÁS: Trump vuelve a traicionar a sus aliados kurdos en Siria

mrz/anz/ftn/alg

Comentarios