• La exsubsecretaria de Estado de EE.UU. Wendy Sherman, durante un discurso.
Publicada: martes, 23 de abril de 2019 2:04

Las sanciones unilaterales de la Administración del presidente Trump están destinadas al fracaso, asegura la exsubsecretaria de Estado de EE.UU. Wendy Sherman.

Sherman, que fungió de negociadora nuclear de EE.UU. en las conversaciones entre Irán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania), ha asegurado en una serie de tuits publicados este lunes que las sanciones unilaterales de la Casa Blanca contra las exportaciones del crudo iraní fracasarán y ha recordado que, como se ha visto antes, las medidas coercitivas no sirven para doblegar al país persa.

“Cuando Europa comenzó a negociar con Irán a principios de los años 2000, Irán tenía 164 centrifugadoras y después se impusieron duras sanciones (…) Irán llegó a tener 19 000 en el año 2013”, ha escrito la exsubsecretaria estadounidense, quien ha lamentado que Trump y su equipo hayan optado por seguir un camino que no funciona, como ya se ha demostrado.

Del mismo modo, asegura que Teherán no negociará con una Administración estadounidense bajo el mando de Trump y explica que esta negativa en gran parte se debe a la costumbre del actual inquilino de la Casa Blanca y su equipo de sacar a EE.UU. de acuerdos internacionales.

A su juicio, las autoridades iraníes tomarán el camino de la resistencia hasta el año 2020, cuando Trump deje la Casa Blanca (en caso de que no sea reelegido), y luego evaluar si se puede negociar con una nueva Administración estadounidense.

Cuando Europa comenzó a negociar con Irán en el principio de los años 2000 Irán tenía 164 centrifugadoras y después se impusieron duras sanciones (…) Irán llegó a tener 19 000 en el año 2013”, ha escrito la exsubsecretaria de Estado de EE.UU. Wendy Sherman.

 

La República Islámica, uno de los grandes productores y exportadores del crudo, ha asegurado que frustrará las sanciones petroleras de EE.UU. que solo han hecho disparar el precio del condensado a nivel mundial. Mientras tanto, varios importadores del crudo iraní han repudiado la decisión de Washington contra el petróleo de Irán y otros han optado por no acatarla.

Además, expertos temen que la decisión antiraní de Trump termine perjudicando a Estados Unidos por la subida del precio del petróleo y provoque un aumento de tensiones entre Bruselas y Washington.

hgn/ncl/mnz/hnb

Comentarios