• Un caza F-35 de la Fuerza Aérea de Turquía.
Publicada: lunes, 1 de abril de 2019 21:27

EE.UU., tras la insistencia de Turquía en comprar los S-400 rusos, cancela la entrega a ese país de equipos vitales para los cazas F-35.

En los últimos días, los funcionarios estadounidenses han notificado a sus homólogos turcos que no recibirán más envíos de equipos relacionados con el avión de guerra F-35, que, de hecho, son absolutamente necesarios para prepararse el arribo del avión sigiloso, han informado este lunes a la agencia británica de noticias Reuters dos fuentes familiarizadas con el asunto.

Las fuentes, que desean permanecer en el anonimato, confirman la cancelación del próximo envío de equipo de entrenamiento y de todos los envíos posteriores de material relacionado con el F-35.

“A la espera de una decisión inequívoca de Turquía de que va a renunciar al envío del [sistema] S-400, los envíos y las actividades asociadas a la puesta en marcha de las capacidades operacionales de los F-35 de Turquía han sido suspendidos”, ha anunciado a su vez un portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono).

A la espera de una decisión inequívoca de Turquía de que va a renunciar al envío del [sistema] S-400, los envíos y las actividades asociadas a la puesta en marcha de las capacidades operacionales de los F-35 de Turquía han sido suspendidos”, ha anunciado un portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU.

 

El portavoz precisa, sin embargo, que Washington continúa los diálogos con su aliado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre “este asunto importante”.

El Departamento estadounidense de Estado ha amenazado en distintas ocasiones a Turquía con imponer sanciones a Turquía y detener la entrega a ese país de los cazas F-35 si compra a Rusia sistemas de defensa antiaérea S-400.

De acuerdo con un acuerdo suscrito con Rusia a finales de 2017, Ankara se comprometió a comprar a Moscú dos sistemas S-400 por valor de unos 2500 millones de dólares: la primera entrega está prevista para marzo de 2020.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se ha pronunciado al respecto: el acuerdo con Rusia no se cancela. Y denuncia que las amenazas de Washington a Ankara no tienen nada que ver con los S-400 rusos, sino que se deben a la independencia de la que hace gala Turquía.

ftn/nii/

Comentarios