• El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, en una rueda de prensa sobre Siria en Washington D.C., EE.UU., 27 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 6 de enero de 2019 14:58
Actualizada: domingo, 6 de enero de 2019 16:01

EE.UU. no retirará sus tropas de Siria a menos que Turquía garantice la seguridad de las milicias kurdas y los terroristas del EIIL hayan sido eliminados.

Así lo ha clarificado el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, este domingo, agregando que aún no existe un calendario para la retirada de las tropas estadounidenses de Siria.

“El calendario se deriva de las decisiones políticas que necesitamos implementar”, ha explicado Bolton, señalando que “hay objetivos que queremos lograr que condicionan la retirada”.

En este sentido, ha dejado en claro que el presidente de EE.UU., Donald Trump, demanda que Turquía se comprometa a no llevar a cabo ningún ataque en territorio sirio a menos que este sea en su totalidad realizado en coordinación con Washington.

Mientras tanto, el Gobierno de Turquía ha rechazado las acusaciones del asesor presidencial norteamericano, al afirmar que es ilógico alegar que Ankara apunte contra los kurdos, ya que sus ataques están dirigidos contra grupos milicianos como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) y las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), ambos considerados terroristas por el Ejecutivo turco.

El calendario (para la retirada de las tropas estadounidenses de Siria) se deriva de las decisiones políticas que necesitamos implementar”, ha explicado este domingo el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton.

 

Asimismo, en otro apartado de su exposición a la prensa durante su viaje a los territorios ocupados de Palestina para garantizar a Tel Aviv que la retirada estadounidense del territorio sirio no minará la seguridad del régimen israelí, Bolton ha vuelto a amenazar con que Washington le dará “una respuesta muy contundente” al Gobierno del presidente de Siria, Bashar al-Asad, por cualquier ataque químico que tenga lugar en territorio sirio y responsabilizará de ello a Damasco.

Bolton ha afirmado que la respuesta de Washington será más severa que los últimos dos bombardeos que llevó a cabo contra el país árabe bajo el falso pretexto de que Damasco había empleado armas químicas.

El asesor estadounidense de Seguridad Nacional condiciona la retirada de unos 20 000 efectivos estadounidenses del territorio sirio a lo que Ankara se comprometa sobre los kurdos. Mientras, el Ejército de Turquía ha desplegado en los últimos días un gran contingente de vehículos militares y de artillería pesada cerca de Siria a fin de lanzar una gran operación al este del río Éufrates, zona controlada por los milicianos kurdos.

Turquía ya ha lanzado dos operaciones en el norte de Siria desde 2016, pese a no contar para ello con el consentimiento de Damasco. La última, iniciada a principios de 2018, permitió a Turquía y a los insurgentes que tiene por aliados apoderarse de Afrin, en el norte del país árabe, y de uno de los tres cantones de la región federal autoproclamada por las fuerzas kurdas en 2016.

ahn/anz/rba/hnb

Comentarios