• Trump cancela su reunión con Kim Jong-un en Singapur
Publicada: jueves, 24 de mayo de 2018 13:58
Actualizada: viernes, 25 de mayo de 2018 8:08

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido cancelar este jueves la cumbre con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, que estaba prevista celebrar el próximo 12 de junio en Singapur, aun después de que Pyongyang haya desmantelado su principal sitio de pruebas nucleares.

“Lamentablemente, basado en la enorme ira y la abierta hostilidad mostradas en sus últimas declaraciones, siento que es inapropiado en este momento tener ese encuentro tan largamente planeado”, expresa Trump en una carta dirigida a Kim Jong-un y difundida por la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense, que asegura que “tenía mucha ilusión” de ir a la cumbre, considera que se trata de “una oportunidad perdida” e indica que espera conocer algún día a Kim.

“Por lo tanto, permitan que esta carta sirva para representar que la cumbre de Singapur, por el bien de ambas partes, pero en detrimento del mundo, no tendrá lugar”, añade Trump.

Las declaraciones de Trump se producen el mismo día en el que Pyongyang ha desmantelado su centro de pruebas nucleares de Punggye-ri (noreste), en presencia de un número de periodistas y corresponsales de los medios de comunicación extranjeros.

Lamentablemente, basado en la enorme ira y la abierta hostilidad mostradas en sus últimas declaraciones, siento que es inapropiado en este momento tener ese encuentro tan largamente planeado”, expresa el presidente de EE.UU., Donald Trump, en una carta dirigida al líder norcoreano, Kim Jong-un.

 

No obstante, Pyongyang condenó los recientes comentarios ‘ignorantes’ y ‘estúpidos’ del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y precisó que reconsideraría la celebración de la cumbre bilateral, si Estados Unidos continuara realizando “actos ilícitos e indignantes”.

Corea del Norte amenazó unos días antes con cancelar la cumbre, y aunque no lo hizo sí ‎canceló las conversaciones de alto nivel que tenía previstas para el 16 de mayo ‎con Corea del Sur, en respuesta a los ejercicios militares conjuntos Seúl-Washington.

Sin embargo, el Gobierno norcoreano había dejado claro el compromiso de su país con la desnuclearización, una vez que EE.UU. abandonase sus “políticas hostiles y amenazas”.

Hace casi un mes se celebró la histórica cumbre intercoreanal, en la que Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, dieron un primer paso hacia la reconciliación entre las dos Coreas. Ambos mandatarios prometieron cesar la larga confrontación y acelerar la unificación.

snr/ctl/alg/hnb

Comentarios