• El expresidente ecuatoriano Rafael Correa, habla durante una entrevista en La Habana, Cuba, 20 de abril de 2018.
Publicada: viernes, 22 de junio de 2018 2:18

El expresidente de Ecuador Rafael Correa alertó el jueves que quieren incriminarlo sin pruebas al presunto secuestro del exlegislador Fernando Balda.

“Se los anticipé: Escuchando al abogado de Chicaíza, es claro que la ‘cooperación eficaz’ es para incriminarme, como hicieron con Lula (expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva) y JORGE (exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas). JAMÁS podrán mostrar una sola prueba. ‘El presidente lo llamó antes y después del secuestro’. ¡Qué disparate!”, escribió el exmandatario en su cuenta de Twitter.

De esta manera, hizo alusión a las palabras ofrecidas por el exagente de Inteligencia de la Policía Nacional, Raúl Chicaiza, quien alegó que Correa tuvo conocimiento antes, durante y después del secuestro (ocurrido en 2012) de Balda.

En la audiencia, dirigida por la jueza Daniella Camacho y con la presencia del fiscal general encargado Paúl Pérez, Chicaiza, que se acogió a la cooperación eficaz, dijo que habló del tema con el expresidente en dos ocasiones.

Se los anticipé: Escuchando al abogado de Chicaíza, es claro que la ‘cooperación eficaz’ es para incriminarme, como hicieron con Lula (expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva) y JORGE (exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas). JAMÁS podrán mostrar una sola prueba. ‘El presidente lo llamó antes y después del secuestro’. ¡Qué disparate!”, ha escrito el exmandatario de Ecuador Rafael Correa en alusión a su presunta vinculación al secuestro del exlegislador Fernando Balda.

 

“El presidente comunicándose con un policía para organizar un secuestro... ¡Brillante! Realmente ya insultan nuestra inteligencia. Contamos los días para que presenten las ‘pruebas’. Algunos nacen idiotas, otros aprenden a serlo”, sentenció Correa en otro tuit sobre el testimonio y aseguró que jamás podrán probar la información.

El exgobernante ecuatoriano, quien reside actualmente en Bélgica y fue oficialmente vinculado al secuestro de Balda, recibió una medida cautelar que debe cumplir a partir del 2 de julio, la cual dispone su presentación, cada 15 días, ante la Corte Nacional de Justicia en Quito, capital ecuatoriana.

Balda insiste en que el exjefe de Estado es autor de su secuestro y sus abogados aseguran que cuentan con indicios suficientes para demostrar su relación con el supuesto plagio, ya prescrito, a juicio de muchos, pues ocurrió en agosto de 2012.

mtk/lvs/mjs/rba

Comentarios