• Arrancan ejercicios de defensa aérea de Fuerzas Armadas de Irán
Publicada: martes, 12 de octubre de 2021 5:32
Actualizada: martes, 12 de octubre de 2021 19:08

El Ejército y el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán han comenzado este martes ejercicios conjuntos de defensa aérea.

En las maniobras militares, denominadas Modafean Aseman Velayat 1400 (Guardianes del Cielo de Velayat 1400), participan las unidades de defensa aérea de las Fuerzas Armadas en las zonas desérticas centrales del país persa.

La primera fase del simulacro, llevada a cabo esta mañana (hora local), ha involucrado los sistemas de misiles, de radares y de defensa aérea de fabricación nacional con el objetivo de aumentar la capacidad de respuesta rápida y coordinada de los efectivos, ha dicho el comandante de dichos ejercicios, el general de brigada Qader Rahimzade.

Conforme anunció el lunes el general Rahimzade, la maniobra tiene como objetivo aumentar la preparación para el combate, fortalecer el poder disuasorio, evaluar los sistemas de defensa aérea locales para contrarrestar diversas amenazas, la defensa total contra la guerra electrónica y los ataques cibernéticos, mejorar el conocimiento y la habilidad de las unidades y aumentar la coordinación entre el Ejército y los centros de mando y control del CGRI.

 

En este sentido, el comandante persa ha señalado este martes que las Fuerzas Armadas de Irán buscan crear “capas seguras de defensa aérea para proteger las fronteras aéreas de la República Islámica de Irán, así como la defensa integral de los centros sensibles y vitales del país”.

El alto mando militar ha destacado que, en la primera fase de estas maniobras, se ha utilizado una amplia gama de radares de fabricación nacional, incluidos Meray, un avanzado sistema de radar con capacidades de control y alerta temprana, vigilancia aérea de largo alcance y seguimiento tridimensional; Fath-2, el radar de largo alcance Bashir, así como el sistema de radar Quds.

Las Fuerzas Armadas también han usado los sistemas electro-ópticos de largo alcance, sistemas de guerra electrónica, equipos tácticos de reconocimiento y de inteligencia electrónica, entre otros equipos y sistemas autóctonos.

 

Asimismo, los aviones de combate y no tripulados (drones) del Ejército y el CGRI han llevado a cabo una serie de vuelos de vigilancia y de reconocimiento en la zona de los ejercicios. Los sistemas de defensa aérea, por su parte, detectaron los objetivos aéreos hostiles simulados y practicaron un ataque ficticio contra los aparatos agresores.

Conforme ha detallado el general Rahimzade, el uso de avanzados centros de mando y control desarrollados por expertos del CGRI es un punto de inflexión en estas maniobras, gracias a los cuales se vigila la zona del entrenamiento mediante sistemas de radares activos y pasivos y una vez rastreados los blancos hostiles, se activará un sistema de misiles para derribarlos.

El poderío tecnológico desarrollado por Irán es parte de un amplio programa defensivo que se puso en marcha tras el triunfo de la Revolución Islámica de 1979 con el objetivo de alcanzar la autosuficiencia en materia de armas y equipamientos militares respecto a otros países productores y líderes a nivel mundial en esta industria.

Teherán siempre ha enfatizado que su doctrina de defensa se basa completamente en la disuasión, por lo tanto, ha destacado que su poder militar no representa amenaza alguna para nadie, pero al mismo tiempo advierte que responderá a la más mínima intención de socavar la seguridad del país.

ftm/ncl/tqi