• El portaviones USS Abraham Lincoln de EE.UU. transita por el estrecho de Ormuz, 19 de noviembre de 2019. (Foto: navy.mil)
Publicada: martes, 28 de abril de 2020 0:52

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán subraya que el aventurismo de Estados Unidos pone en peligro la seguridad de la región del Golfo Pérsico.

En un comunicado, emitido el lunes, las Fuerzas Armadas recuerdan que el Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán se consideran destacadas vías fluviales internacionales y zonas importantes para la economía mundial, por tanto, debe ser una región segura para el movimiento de buques petroleros y comerciales.

La nota destaca que las cooperaciones de la República Islámica con los países de la región para mantener la estabilidad en esta zona que, en los últimos años, goza de seguridad en un nivel aceptable.

“Los comportamientos peligrosos y perjudiciales para la seguridad de la navegación se iniciaron cuando un país aventurero y terrorista como EE.UU. y algunos de sus aliados entraron en esta región sensible”, denuncia el documento.

 

A continuación, recalca que EE.UU., con sus movimientos nocivos y la instalación de bases militares en la zona, se ha convertido en “fuente de la anarquía, maldad e inseguridad”.

Ante ello, prosiguen las FF.AA. de Irán en su nota, Teherán ha advertido reiteradas veces a la comunidad internacional de las actividades desestabilizadores de EE.UU. que violan el derecho internacional.

Conforme el comunicado, el auge de las maldades y movimientos inseguros de Washington en la región tuvo lugar el año persa pasado (del 21 de marzo de 2019 al 20 de marzo de 2020), con intentos para formar coaliciones bajo el falso pretexto de suministrar la seguridad de la navegación, el envío de buques de guerra a la zona y el aumento de sus fuerzas militares, creando peligro y violando el derecho del mar.

Las operaciones provocativas, los entrenamientos militares y la contaminación del medio marino, se encuentran entre otros actos peligrosos de EE.UU., que incluso ha recibido advertencias del Ejército y el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en las aguas de la zona.

“El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán (…) les pide a EE.UU. y sus aliados que eviten cualquier aventurismo, actividad marítima insegura y narrativas falsas sobre sus comportamientos riesgosos, y que cumplen con las normas internacionales y las leyes de la República Islámica de Irán”, remarca.

 

También señala que Teherán siempre ha subrayado que los propios países regionales son capaces de suministrar la seguridad del Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán, y rechaza los intentos de falsas coaliciones transregionales, lideradas por EE.UU., para mantener la estabilidad de esta zona.

Por otro lado, apunta que la única vía para lograr la estabilidad requiere la salida de las fuerzas estadounidenses y sus aliados de la región.

El comunicado de las FF.AA. de Irán alude a la nueva amenaza bélica del presidente de EE.UU., Donald Trump, quien dijo que ha ordenado a sus militares que ataquen cualquier embarcación iraní que se acerque a los buques de EE.UU. en el Golfo Pérsico.

Trump dio esa orden después de que el Comando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés) —considerado “terrorista” por Irán— comunicara que, el 15 de abril, un grupo de 11 embarcaciones del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán realizó maniobras “peligrosas y amenazantes” cerca de buques norteamericanos en el Golfo Pérsico.

La fuerza elite iraní rechazó el relato estadounidense del suceso y prometió atacar los buques de EE.UU. que amenacen su seguridad.

ftn/ncl/mrz/hnb