• El subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ali Fadavi.
Publicada: miércoles, 22 de mayo de 2019 21:36
Actualizada: jueves, 23 de mayo de 2019 2:12

Un alto mando militar iraní ha asegurado este miércoles que Irán controla por completo la parte norte del estrecho de Ormuz.

“Irán controla por completo el norte del estrecho de Ormuz, por lo que los buques que se aproximen a las fronteras de Irán deben solicitar nuestro permiso”, ha dicho el subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ali Fadavi.

El Ejército iraní y las fuerzas navales del CGRI también monitorean totalmente los movimientos de los buques de guerra extranjeros que surcan las aguas localizadas en el sur del país, por tanto, “no hay de qué preocuparse” ante la posibilidad de que se produzca cualquier amenaza, ha apuntado el subcomandante iraní.

“(Los movimientos de) los portaviones estadounidenses en la región están bajo el pleno control del Ejército de Irán y del Cuerpo de Guardianes”, ha subrayado Fadavi.

Irán controla por completo el norte del estrecho de Ormuz, por lo que los buques que se aproximen a las fronteras de Irán deben solicitar nuestro permiso”, ha dicho el subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ali Fadavi.

 

La región del Golfo Pérsico vive momentos de extrema tensión por las amenazas de las autoridades de Estados Unidos y las medidas de la Casa Blanca para intensificar su militarización en Oriente Medio. Las autoridades iraníes, por su parte, consideran la retórica belicista de algunos funcionarios norteamericanos hacia la República Islámica “una simple guerra psicológica”.

Las autoridades persas señalan que la presencia estadounidense en las aguas sureñas de Irán crea tensiones en la zona y no tiene justificación alguna, de acuerdo con lo que dispone el derecho internacional; además de no ser, desde ningún punto de vista, necesaria.

La Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, ha adoptado una política exterior llena de contradicciones hacia Irán, escalando las tensiones entre los dos países en Oriente Medio.

El propio mandatario norteamericano se ofreció, a principios de mayo, a dialogar con Irán, pero el domingo endureció su retórica amenazándolo con una guerra, y pronto se retractó de la amenaza y dijo que seguirá con el régimen de embargos.

lvs/anz/fdd/alg

Comentarios