• Fuerzas de Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica en medio de maniobras El Gran Profeta 12, sur de Irán, 22 de diciembre de 2018. (Foto: Tasnim)
Publicada: domingo, 23 de diciembre de 2018 1:56
Actualizada: domingo, 23 de diciembre de 2018 11:10

Irán desmiente disparos contra el escuadrón naval de EE.UU. en el Golfo Pérsico, aunque se reserva el derecho a “vigilar” la presencia extranjera en la zona.

“La información propagada por ciertos medios extranjeros según la cual tropas del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán habrían disparado contra el escuadrón naval estadounidense presente en el Golfo Pérsico durante las maniobras Gran Profeta 12 es totalmente falsa”, indicó el sábado el comandante de la Armada del CGRI, el contralmirante Ali Reza Tangsiri.

Los estadounidenses “están acostumbrados a mentir”, denunció Tangsiri al margen de los ejercicios militares Gran Profeta 12, iniciados ayer sábado en la isla iraní de Qeshm, en el sur del país persa.

El alto mando afirmó que los estadounidenses están fuera de las aguas territoriales de Irán pero dentro de la zona, y que las fuerzas navales iraníes “monitorean” cualquier embarcación extranjera que entre en ella.

El escuadrón naval estadounidense encabezado por el buque USS John C. Stennis tampoco fue una excepción, por lo que las fragatas iraníes, reconoció Tangsiri, lo monitorearon y enviaron un dron para filmar el portaviones nuclear.

La información propagada por ciertos medios extranjeros según la cual tropas del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán habrían disparado contra el escuadrón naval estadounidense presente en el Golfo Pérsico durante las maniobras Gran Profeta 12 es totalmente falsa”, ha indicado el comandante de la Armada del CGRI, el contralmirante Ali Reza Tangsiri.

 

“Nuestro deber es defender las aguas territoriales del Irán islámico, por lo que nos mantenemos firmes en la zona, con pleno conocimiento de cuanto ocurre en ella”, recalcó el comandante de la Armada del CGRI.

De hecho, prosiguió Tangsiri, Teherán no solo vigila minuciosamente cualquier movimiento en la región, sino que está dispuesto también a responder a eventuales agresiones.

El contralmirante recordó que la presencia de fuerzas extranjeras socava la seguridad del Golfo Pérsico, pero aseguró que Irán puede restablecer una “seguridad total” con la cooperación de los países vecinos.

El general de brigada Mohamad Pakpur, comandante de la Fuerza Terrestre del CGRI, destacó el viernes que las maniobras Gran Profeta 12 son de carácter puramente defensivo y buscan transmitir un mensaje de paz y amistad.

ask/mla/mnz/mkh

Comentarios