• El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en una ceremonia en la provincia de Matanzas, 20 de noviembre de 2020. (Fuente: Presidencia Cuba)
Publicada: sábado, 21 de noviembre de 2020 22:46

El Gobierno de Cuba denuncia que la nueva medida de Estados Unidos, contra el intercambio humanitario entre ambos países, castiga a las familias cubanas.

Se trata de una medida anticubana que reafirma la lógica de la política imperial del castigo a las familias cubanas”, ha escrito este sábado el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta de Twitter.

La condena de Díaz-Canel se produce tras conocerse esta semana que el Departamento de Estado de EE.UU. se negó a eximir a dos aerolíneas chárteres de la prohibición de vuelos entre Miami y La Habana, a pesar de que estas empresas alegaron que el contenido que trasladaban consistía en ayuda humanitaria, en medio de la crisis económica internacional agudizada por la pandemia de la COVID-19.

Las empresas Skyway Enterprises e IBC Airways, Inc. solicitaron viajar a Cuba, amparándose en las excepcionalidades dispuestas cuando se estableció la prohibición de los vuelos chárteres a Cuba, vigente desde el 13 de octubre de este año.

Sin embargo, el Departamento de Transporte (DOT, por sus siglas en inglés) estadounidense respondió que había recibido una orientación del Departamento de Estado “de que las solicitudes no estaban dentro de las excepciones especificadas y que la concesión de la autoridad solicitada no sería de interés para la política exterior de Estados Unidos”.

El operador estadounidense Skyway argumentó que se debería permitir que los vuelos aborden los impactos de la pandemia del coronavirus, incluida la escasez significativa de alimentos y suministros médicos para los cubanos. 

El Departamento estadounidense de Transporte suspendió los vuelos chárteres privados a Cuba para aumentar la presión económica sobre el Gobierno cubano, a pedido del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Para el canciller cubano, Bruno Rodríguez, la nueva medida resulta “un acto despiadado”. “El gobierno de Trump refuerza el castigo a las familias cubanas en ambos países hasta el último momento”, tuiteó el titular de la Diplomacia cubana.

La negativa se suma a la larga lista de disposiciones de la Administración estadounidense bajo la presidencia de Donald Trump, que de acuerdo con el Ejecutivo cubano supera las 120 medidas desde el 2019 hasta la fecha, a pesar de los reclamos internacionales de detenerlas al menos durante la pandemia del coronavirus.

La Casa Blanca ha apuntado fundamentalmente a entorpecer los vínculos entre las familias a ambos lados del estrecho de la Florida, con la pretensión de generar un supuesto estallido social en la mayor de las Antillas.

lvs/ncl/rba