• El ministro de la Presidencia de Bolivia, Alfredo Rada, en una rueda de prensa en La Paz (capital política de Bolivia), 17 de diciembre de 2018. (Foto: ABI)
Publicada: martes, 18 de diciembre de 2018 15:06
Actualizada: martes, 18 de diciembre de 2018 18:25

El Gobierno boliviano rechazó el lunes las injerencias de EE.UU. en las próximas elecciones y admitió que Bolivia es un país soberano.

“En nombre de la autodeterminación de los pueblos, de la soberanía y la dignidad de Bolivia, rechazamos (la injerencia) y rechazamos porque no admitimos que ningún poder imperial por poderoso que sea nos vaya a dictar las reglas bajo las cuales nosotros como bolivianos vamos a actuar”, declaró el ministro de la Presidencia de Bolivia, Alfredo Rada, en una rueda de prensa celebrada en la Casa Grande del Pueblo (La Paz, capital política de Bolivia).

El Departamento de Estado de EE.UU. publicó el domingo un comunicado en el que rechazaba las amenazas contra los jueces por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia y solicitaba que el Gobierno bolivariano respete la Constitución.

En respuesta a estos comentarios, Rada enfatizó que las declaraciones intervencionistas de Washington no se corresponden con la realidad democrática actual de Bolivia y agregó que en el Estado boliviano se respeta la independencia de todos los poderes estatales.

De igual modo, recordó que, “gracias a la Constitución Política del Estado (CPE), que es de las más avanzadas del continente, la libertad de expresión está garantizada” en Bolivia.

 

Por otro lado, subrayó que las elecciones primarias que tendrán lugar el 27 de enero de 2019 son la muestra de una vitalidad democrática que se suma a otras, como la democratización de los gobiernos municipales y la constitución de distintas formas de autonomías.

“En Bolivia hay una democracia no solo saludable sino hay una democracia con plena vitalidad que continuamente va transformándose, va incorporando nuevos avances democráticos lo cual muestra su plena vitalidad”, señaló Rada.

La candidatura del presidente de Bolivia, Evo Morales, fue habilitada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) tras un recurso interpuesto por sectores sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), sobre la base del derecho a elegir y ser elegido, como establece la Convención Americana de Derechos Humanos.

El pasado lunes, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció que respeta el fallo que autoriza la repostulación de Morales. Igualmente, llamó a celebrar comicios libres de toda violencia, que garanticen que “la población es libre de escoger a sus gobernantes”.

fmd/anz/ftm/rba

Comentarios