• Un grupo de soldados israelíes montan guardia junto a un tanque del ejército del régimen de Israel en la Cisjordania ocupada.
Publicada: jueves, 9 de julio de 2020 10:23

Una unidad del ejército israelí de 8000 miembros ha sido puesta en cuarentena debido al aumento de casos de contagio de COVID-19, informa un medio.

Según reportó el miércoles el portal israelí Walla News, todos los miembros del regimiento “Nahshan” del ejército del régimen israelí han sido trasladados a una base militar en los altos del Golán ocupados para ponerles en la cuarentena a causa de la propagación del coronavirus, causante de la COVID-19.

La medida de aislamiento repentino, agregó el medio, se debe a que algunos soldados de la mencionada unidad castrense participaron en una ceremonia en la que uno de los militares se infectó del letal patógeno, situación que llevó a los comandantes a ordenar la puesta en cuarentena de todos los miembros del destacamento.

El informe anota que la unidad militar en cuestión, que se vio obligado a desplazarse a los territorios ocupados sirios de los altos del Golán, pertenece a la brigada “Kaffir” del ejército israelí que está desplegada en los también territorios palestinos de la Cisjordania ocupada.

 

El aumento del coronavirus entre las tropas israelíes podría influir en los planes del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, para anexar al menos 30 % del Área C de Cisjordania.

Netanyahu había anunciado el 1 de julio como fecha para poner en práctica dicho plan, pero la presión internacional hizo que pospusiera su medida expansionista que no cuenta siquiera con el apoyo de los propios israelíes, que están inmersos en la lucha contra el coronavirus.

Los últimos datos del ministerio de salud del régimen israelí indican que otras 390 personas se infectaron con el coronavirus la noche de miércoles, sumando así un total de 33 947 casos de contagios en los territorios ocupados, de los cuales 348 personas han perdido la vida.

De acuerdo con Netanyahu, cerca de un millón de israelíes podría contraer la COVID-19 y 10 000 podrían morir por esta enfermedad, en caso de que su gabinete no lograse frenar la propagación de este virus mortal.

krd/ncl/tqi/mkh