• Los soldados del ejército israelí.
Publicada: martes, 10 de marzo de 2020 7:03

Atemorizado por el rápido brote del nuevo coronavirus 2019 (COVID-19), Israel impide la vuelta de militares que habían viajado a sus bases en el extranjero.

Las fuerzas militares israelíes anunciaron el lunes “restricciones más estrictas” en sus instalaciones militares, mientras empeora la situación a nivel mundial por el nuevo coronavirus, cuyo origen sigue siendo un enigma.

Como parte de las restricciones, los soldados que vuelven a casa desde el extranjero tendrán que pasar dos semanas fuera de sus respectivas bases militares, mientras se restringe visitas a las bases militares y centros de reclutamiento, incluida las visitas de los padres.

“Ellos no tendrán que estar en cuarentena, pero no pueden volver a sus bases en un plazo de dos semanas”, indicó Hidai Zilberman, portavoz de las fuerzas de guerra del régimen israelí, en referencia a los compañeros que vuelven del extranjero.

 

Israel también ordenó la misma jornada del lunes 14 días de cuarentena para cualquier persona que desea entrar a los territorios ocupados. La decisión se efectuará dentro de unos días. Al respecto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, indicó que se trataba de una decisión “difícil” pero “necesaria” para protegerse del COVID-19.

Unos 2100 soldados israelíes se encuentran, por el momento, en las cuarentenas previstas por el ejército. La mayoría de ellos, de acuerdo con los medios locales, son militares que habían estado recientemente fuera de los territorios ocupados palestinos. Un soldado fue diagnosticado con el COVID-19 y se sumó a más de 20 israelíes que han dado positivo al virus.

El nuevo virus ha contagiado, hasta la fecha, a más de 110 000 personas en 111 países del mundo y matado a unas 3892. La rapidez con la que se extiende la enfermedad ha llevado a varios países a cerrar sus fronteras. También se ha prohibido la entrada a ciudadanos de países europeos con casos, como Italia o España, que tiene restricciones en los viajes a los territorios ocupados e Irak.

Aunque Israel y EE.UU. están entre los afectados por el COVID-19, distintos informes sugieren que el nuevo virus podría ser el resultado de su obra conjunta.

Philip Giraldi, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. ha opinado que su país podría haber “creado” al temido virus, en colaboración con Israel, en un intento por interrumpir el crecimiento económico y el poder militar de China.

ask/lvs/mrz/mkh