• Miembros de la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central obrera de Argentina, en una rueda de prensa, 25 de septiembre de 2018.
Publicada: miércoles, 26 de septiembre de 2018 8:16

El principal gremio de Argentina advierte a Mauricio Macri de que no habrá “tregua” en las protestas, si él no cambia el rumbo de su política económica.

Juan Carlos Schmid, el secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central obrera de Argentina, en declaraciones ofrecidas en una rueda de prensa celebró el martes el alto nivel de acatamiento al cuarto paro general realizado en protesta a las políticas económicas del Ejecutivo del presidente argentino, Mauricio Macri.

Este último paro general que afrontó Macri desde su llegada a la Casa Rosada en 2015, fue “contundente” y se realizó “a lo largo y ancho del país”, hecho que evidenció “el profundo rechazo a las consecuencias de este trazado económico”, señaló Schmid.

La huelga de 24 horas convocada por la CGT contó con la adhesión de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), la segunda central sindical del país, que desde el mediodía del lunes realizó un paro de 36 horas, que culminó con la renuncia del presidente del Banco Central de la República de Argentina (BCRA), Luis Caputo. 

Dicen que no hay alternativas, pero desde acá decimos con humildad y respeto de las instituciones, que si no hay Plan B o solución, tampoco va haber tregua con el movimiento sindical argentino”, indica Juan Carlos Schmid, el secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), en rechazo a las políticas económicas del Gobierno de Argentina.

 

En esta misma línea, el miembro del triunvirato de la CGT apostilló: “dicen que no hay alternativas, pero desde acá decimos con humildad y respeto de las instituciones, que si no hay Plan B o solución, tampoco va haber tregua con el movimiento sindical argentino”.

El también secretario general de la CGT, Hector Daer, instó a su vez a Macri que “no piense en la reelección” en las próximas elecciones presidenciales, previstas para diciembre de 2019, por no ser competente para resolver los problemas del país.

La Administración de Mauricio Macri es ampliamente criticada por sus conflictivas medidas para zanjar la crisis económica, entre ellas, los tarifazos en los servicios básicos y de transporte, despidos masivos y un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, la crisis cambiaria en el país austral, que ha empeorado desde agosto, ha hecho que el peso argentino se desplome de modo que el lunes perdió 2,74 % frente a la divisa estadounidense, cerrando a 39,04 por dólar.

De hecho, el propio Macri ha reconocido recientemente el aumento de la pobreza en Argentina por la caída del peso (moneda nacional).

mnz/ktg/alg

Comentarios