• Combatientes del Ejército yemení y del movimiento popular Ansarolá.
Publicada: jueves, 16 de junio de 2022 21:46

Decenas de fuerzas de la coalición saudí se unen al Ejército y los comités populares yemeníes que defienden la provincia de Marib, centro-oeste de Yemen.

Medios locales han informado este jueves que 78 oficiales y suboficiales de países aliados de Arabia Saudí han desertado de las filas de la llamada coalición que opera contra el pueblo yemení y con todo su equipo militar han entrado en las zonas bajo el control del Ejército de Yemen.

Estos soldados estaban estacionados en el campamento de Sahan al-Yan, situado al oeste de la ciudad de Marib, pero abandonaron ese lugar para sumarse a las fuerzas yemeníes “tras conocer los verdaderos objetivos de la coalición saudí en la guerra contra Yemen”, según fuentes citadas por los medios.

Tras agradecer al Gobierno yemení por emitir una orden de amnistía general, estos militares han pedido a todos aquellos que han sido engañados por la propaganda de la coalición que se adscriban a la amnistía y regresen a su patria.

 

En los últimos dos años, cientos de tropas afiliadas a Arabia Saudí han optado por dejar esta coalición, que lleva ocho años bombardeando zonas civiles en Yemen. Un caso resaltante ocurrió el 11 de enero de 2021, cuando 300 efectivos saudíes anunciaron su separación de la coalición agresora y se sumaron a las fuerzas yemeníes.

Arabia Saudí emprendió en marzo de 2015 una ofensiva sangrienta para restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi; hasta ahora no alcanza su objetivo y tiene que enfrentar una serie de ataques de represalia de los combatientes yemeníes, que han apuntado sitios vitales de Riad y sus aliados.

mmo/ncl/mkh