• Combatientes del Ejército yemení y del movimiento popular Ansarolá.
Publicada: viernes, 19 de noviembre de 2021 2:33

El Gobierno de Salvación Nacional de Yemen informa que centenares de ciudadanos que combatían en Marib se unieron al Ejército y los comités populares yemeníes.

El viceministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen, Husein al-Azi, indicó el jueves en Twitter que un grupo numeroso de combatientes de la provincia de Marib (centro-oeste) se adherieron al Ejército y los comités populares yemeníes.

800 guerreros de los grandes hijos de Marib regresaron a su tierra y a partir de ahora apuntarán al objetivo correcto con sus armas. Les damos la bienvenida. Bienvenidos, queridos hermanos, en su capital, entre su familia y su pueblo, y bajo el sagrado estandarte de la liberación.”, afirmó Al-Azi.

Previamente, las fuentes yemeníes informaron que una delegación de jeques y líderes tribales del distrito Yabal al-Morad había ido a la ciudad capitalina de Saná, en el marco de la coordinación final para el establecimiento de la seguridad en la ciudad de Marib, la última base de las fuerzas de la coalición saudí y habían sido recibidos por la tribu Bani Matar, en la provincia.

 

Riad y algunos de sus aliados han lanzado una guerra devastadora contra Yemen desde 2015 con el objetivo de restaurar en el poder a Mansur Hadi y aplastar a Ansarolá, objetivo que no ha podido materializar, pese al apoyo integral que recibe de parte del Occidente.

El Ejército de Yemen, apoyado por Ansarolá, han prometido recuperar todo el territorio nacional de los agresores saudíes y garantizar que el país sea libre e independiente. De hecho,el Ejército yemení ha intensificado durante los últimos meses sus operaciones contra el reino árabe y sus aliados, y han logrado grandes avances. En la actualidad, solo quedan dos ciudades hasta la liberación total de Marib, Al-Wadi y la homónima ciudad de Marib.

nsh/ncl/mkh