• Las fuerzas yemeníes observan el lanzamiento de un misil contra posiciones de la coalición saudí en la provincia de Marib.
Publicada: viernes, 12 de marzo de 2021 7:12

El Ejército yemení, con apoyo del movimiento popular Ansarolá, ha matado a más de 100 mercenarios de Arabia Saudí en su imparable avance sobre la provincia de Marib.

El avance del Ejército yemení, apoyado por los combatientes del movimiento popular Ansarolá, sigue su imparable curso sobre la región occidental de la provincia de Marib (al noreste de Saná, la capital de Yemen), con objetivo de romper la línea ofensiva de los mercenarios de Arabia Saudí y otros grupos terroristas presentes en la zona, según informó en exclusiva el jueves el portal iraní de noticias Mashregh News.

El medio señaló que más de 100 elementos agresores de la colaición saudí y, así como, extremistas de Al-Qaeda y Daesh perecieron durante el avance de las fuerzas yemeníes llevados a cabo en los ejes este-sureste de la zona estratégica de Sarwah, sita a unos 10 kilómetros al oeste de la ciudad de Marib.

El volumen de enfrentamientos en Sarwah se ha disminuido algo en comparación con los días anteriores, luego de que las fuerzas yemeníes en su avance se han aproximado a las líneas enemigas a batir, añadió.

Varios comandantes de los aliados de Riad perdieron la vida durante los combates en las afueras de Marib, indicó la fuente.

 

Arabia Saudí y sus aliados comenzaron en marzo de 2015 una campaña de bombarderos y bloqueo contra Yemen, bajo el pretexto de restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi.

Ante la apatía de la comunidad internacional que desoye todas las advertencias de las autoridades yemeníes y varios organismos pro derechos humanos sobre la crítica situación humanitaria en el país árabe, el régimen de los Al Saud persiste en su brutal agresión y la continua con el apoyo del Occidente.

Esta situación ha llevado a las fuerzas yemeníes a intensificar en las últimas semanas, los ataques de represalia contra la llamada coalición en la región de Marib con el propósito de librar Marib de toda presencia de los agresores y mercenarios saudíes.

De hecho, los militares yemeníes han cercado la ciudad de Marib, capital de la provincia homónima, desde tres frentes con vistas de liberar esta urbe del control de los aliados de Arabia Saudí y así obligarles a retroceder perdiendo su dominio sobre todas las importantes áreas en el norte de Yemen. 

krd/mkh