• Niños yemeníes en un campamento de los desplazados en la provincia yemení de Hajjah, 7 de agosto de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 3 de diciembre de 2021 7:12
Actualizada: viernes, 3 de diciembre de 2021 7:42

Decenas de organizaciones piden a la ONU que reactive el comité para investigar los crímenes de guerra en Yemen, después de que lo cesara bajo presión de Riad.

Un total de 60 ONG, incluidas la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI), remitieron el jueves una solicitud a la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) para que restablezca la investigación sobre las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de la llamada coalición saudí en Yemen, cerrada en octubre pasado debido a las presiones de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

La solicitud llega después de que el diario británico The Guardian informara el miércoles que Arabia Saudí había lanzado una campaña sigilosa, recurriendo a “incentivos y amenazas”, para disuadir a los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) de votar a favor de una resolución que ampliaría las investigaciones independientes sobre los crímenes de guerra contra el pueblo yemení por otros dos años.

Las organizaciones firmantes criticaron a Riad y Abu Dabi por presionar a los miembros de la CDHNU a votar en contra de la resolución, acusándoles de impulsar una “agresiva” campaña de presión por hacer cerrar el caso.

“El pueblo yemení necesita justicia. Y esta justicia comienza con las investigaciones y la rendición de cuentas. Es momento de actuar”, se lee en su declaración conjunta.

El texto resalta también que el sufrimiento que enfrentan los ciudadanos yemeníes requiere que esta investigación se lleve a cabo para evitar la impunidad de los criminales, y para enviar una advertencia clara a los autores de crímenes que serán enjuiciados.

Por su parte, Ken Roth, director ejecutivo de HRW, dijo la misma jornada que existe un “vacío mortal de responsabilidad” en Yemen. Eso se debe, conforme al activista, a que el Gobierno saudí ha eliminado el único mecanismo existente.

Los funcionarios saudíes “sobornaron, coaccionaron y presionaron” a los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos para rechazar la resolución, denunció Roth.

Arabia Saudí, a la cabeza de una llamada coalición apoyada por Estados Unidos, lanzó una guerra cruenta contra Yemen en 2015, saltándose todas las leyes internacionales y normativas de la ONU, en un intento por eliminar de la ecuación política regional al movimiento popular yemení Ansarolá, así como por restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi.

Esa agresión saudí ha dejado cientos de miles de yemeníes muertos y ha desplazado a millones más. También, ha destruido la infraestructura del país, además de propagar el hambre y las enfermedades infecciosas.

nkh/tqi