• Un niño con malnutrición severa en un hospital en Yemen. (Foto: AP)
Publicada: miércoles, 2 de junio de 2021 1:02

Ansarolá considera inaceptable vincular la entrada de medicina, alimentos y petróleo en Yemen con la guerra, ya que es un derecho incondicional del pueblo.

A través de un mensaje publicado el martes en Twitter, el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Mohamad Abdel Salam, criticó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por considerar un éxito el ingreso de barco petroleros, pese a que estos atracan de vez en cuando en los puertos de Yemen. “Es absurdo”, añadió.

“La llegada de medicinas, alimentos y derivados del petróleo para el pueblo yemení es un derecho garantizado incondicionalmente y en todas las circunstancias, y no es aceptable ningún trueque o chantaje por los derechos humanos garantizados a toda la humanidad”, hizo hincapié Abdel Salam.

En una entrevista con la televisión estatal yemení Al Masirah, el portavoz de la Compañía de Petróleo de Yemen (YPC, por sus siglas en inglés), Esam al-Mutawakel, denunció la misma jornada que la insistencia de la coalición saudí, EE.UU. y la ONU con el objetivo de vincular las necesidades básicas del pueblo yemení con otros casos de guerra es inaceptable y, de hecho, esto ha apuntado al hambre de la nación, indicó.

 

Además, afirmó que la coalición liderada por Arabia Saudí continúa su bloqueo contra Yemen, de modo que, en un caso reciente, cinco buques de derivados del petróleo y un buque de gas no han podido entrar en Yemen, y deploró que, por culpa de la peligrosa piratería de la coalición saudí, empresas privadas tampoco han podido importar combustible del territorio yemení.

Al respecto, Al-Mutawakel indicó que los beneficiarios de los derivados del petróleo no es solo el Gobierno yemení, sino toda la población del país.

De hecho, poco después de emprender la agresión contra Yemen, en marzo de 2015, la monarquía árabe y sus secuaces aplicaron un férreo bloqueo naval contra Yemen, particularmente en la ciudad portuaria yemení de Al-Hudayda (oeste), impidiendo la entrada de todo tipo de mercancías a esta ciudad estratégica, que es el punto de entrada de las tres cuartas partes de las importaciones y de la ayuda humanitaria internacional que llegan a Yemen.

El bloqueo y los incesantes bombardeos de la coalición han llevado al país árabe a una grave crisis humanitaria, agravada en esos momentos por la propagación en el país de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

mdh/ncl/hnb