• Una aeronave no tripulada (dron) saudí derribada por las fuerzas yemeníes.
Publicada: jueves, 19 de septiembre de 2019 0:22
Actualizada: jueves, 19 de septiembre de 2019 2:14

El Ejército y Ansarolá de Yemen han derribado una aeronave no tripulada (dron) de reconocimiento de Arabia Saudí en la provincia yemení de Taiz (suroeste).

Las Fuerzas Armadas de Yemen, apoyadas por el movimiento popular Ansarolá, interceptaron y derribaron el miércoles un dron espía saudí que sobrevolaba la localidad de Al-Waziyah, en Taiz, informaron medios yemeníes.

En otra operación paralela, las fuerzas yemeníes atacaron posiciones militares de Arabia Saudí en la provincia de Asir, sita en el suroeste del territorio saudí, ofensiva en la que causaron decenas de bajas mortales y heridos entre las filas del reino árabe.

La cadena yemení de noticias Al Masirah informó también de otros ataques de represalia del Ejército yemení y los comités populares, quienes dispararon dos misiles tipo Zelzal 1, de fabricación nacional, contra un centro militar saudí en la región de Jizan, ubicada en el suroeste del suelo saudí, colindante con el norte de Yemen.

Como consecuencia de estos ataques, un gran número de mercenarios de los Al Saud murieron o resultaron heridos, agregó el medio.

LEER MÁS: Yemen recrudecerá ataques si Arabia Saudí no frena sus ofensivas

Con estas exitosas operaciones, las fuerzas yemeníes están respondiendo a la brutal agresión del régimen saudí y sus aliados, quienes desde 2015 lanzan ataques diarios contra Yemen, provocando más de 140 000 muertos y heridos, en su mayoría mujeres y niños, en el país más pobre del mundo árabe.

En línea con esa campaña de resistencia, las fuerzas yemeníes destruyeron el sábado al menos 19 infraestructuras clave en dos instalaciones petroleras de la compañía saudí Aramco, a las que atacaron con 10 drones.

LEER MÁS: “Ataque a petrolera Aramco, respuesta a la agresión saudí a Yemen”

Los constantes ataques de represalia yemeníes, lanzados con drones y misiles de fabricación propia, han puesto en jaque el régimen agresor de Arabia Saudí, que gasta millones de dólares en la compra de armas y equipamientos militares a ciertos países occidentales, como Estados Unidos, el Reino Unido y Francia.

mnz/anz/alg

Comentarios