• Fuerzas yemeníes disparan un misil contra un objetivo de los agresores saudíes desde Saná (capital), 25 de marzo de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 12 de junio de 2019 5:16
Actualizada: miércoles, 12 de junio de 2019 10:26

Fuerzas yemeníes han atacado un aeropuerto saudí con un misil crucero, tras haber advertido de que cerrarían los aeropuertos de los agresores a Yemen.

En respuesta a la agresión saudí, el movimiento popular yemení Ansarolá ha lanzado un misil crucero contra el aeropuerto internacional de Abha, ubicado en la ciudad homónima de Abha, capital de la provincia fronteriza de Asir, sita en el sureste de Arabia Saudí, según ha informado este miércoles la cadena yemení Al Masirah.

Fuentes militares yemeníes, citadas por la fuente, aseguran que el misil impactó el objetivo previsto e interrumpió los vuelos en el aeropuerto.

Las autoridades saudíes no han hecho comentarios sobre el ataque que se produjo poco después de que Ali al-Qahum, un miembro del consejo político de Ansarolá, prometiera que cerrarían los aeropuertos de los agresores a Yemen.

Al-Qahum, en una entrevista concedida la noche del martes al canal de televisión libanés Al Mayadeen, advirtió de que las fuerzas yemeníes interrumpirían las actividades de los aeropuertos de los agresores, mientras estuvieran bloqueados los aeropuertos en Yemen.

Leer más: Ansarolá: Yemen tiene a su alcance aeropuertos de los agresores

Leer más: Drones yemeníes bombardean un aeropuerto en el sur de Arabia Saudí

“Si continúa el cierre de los aeropuertos yemeníes, los aeropuertos de los agresores se convertirán en nuevo blanco de ataques y se quedarán cerrados (…) Los agresores deben poner fin a la guerra en Yemen, si no, el Ejército yemení bombardeará amplios objetivos enemigos”, subrayó el alto funcionario yemení.

Si continúa el cierre de los aeropuertos yemeníes, los aeropuertos de los agresores se convertirán en nuevo blanco de ataques y se quedarán cerrados (…) Los agresores deben poner fin a la guerra en Yemen, si no, el Ejército yemení bombardeará amplios objetivos enemigos”, subrayó Ali al-Qahum, un miembro del consejo político del movimiento popular yemení Ansarolá.

 

Hoy en día, prosiguió diciendo Al-Qahum, “se ha cambiado la ecuación de guerra” en Yemen, por lo que los enemigos deben reconocer que Yemen no es para nada un objetivo “fácil”.

“Los agresores no han alcanzado ninguno de sus objetivos, mientras Yemen va aumentando cada vez más su fuerza (defensiva)”, enfatizó el funcionario de Ansarolá, en alusión a la realidad de que pese a miles de mercenarios y apoyo armamentístico y logístico que recibe desde el Occidente, Riad no ha podido con las fuerzas yemeníes.

Leer más: Ejército yemení lanza ofensiva contra una base militar saudí

Leer más: Ansarolá insiste en tregua y la reapertura del aeropuerto de Saná

Con la luz verde de EE.UU., el régimen saudí y sus aliados iniciaron el 26 de marzo de 2015, una gran ofensiva contra el país más pobre del mundo árabe —pese a tener reservas petrolíferas— en un intento por restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, y hacer frente a Ansarolá.

Sin embargo, al transcurrir más de cuatro años de ataques consecutivos y cometer todo tipo de crímenes de guerra, la agresión saudí a Yemen no ha podido hasta la fecha facilitar la vuelta al poder de Hadi ni derrotar a Ansarolá. Peró, sí ha dejado más de 60 000 yemeníes muertos, la mayoría civiles, de acuerdo a Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés).

ask/krd/alg

Comentarios