• Ansarolá insiste en tregua y la reapertura del aeropuerto de Saná
Publicada: domingo, 6 de enero de 2019 18:21

El líder de Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, se reúne con el enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, y pide la reapertura del aeropuerto de Saná.

El portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, ha informado este domingo que en dicha cita, celebrada en Saná, capital yemení, Al-Houthi ha denunciado que la coalición liderada por Arabia Saudí viola la tregua acordada el pasado 13 de diciembre en Suecia para solventar el conflicto del país árabe.

Tras haber destacado la importancia de “implementar lo antes posible” el alto el fuego alcanzado, el destacado mando yemení ha urgido a tomar medidas adecuadas para establecer la tregua en Taiz, urbe ubicada en el suroeste de Yemen.

El líder de Ansarolá, además de pedir la reapertura del aeropuerto de Saná, ha reclamado la liberación de los prisioneros en el marco del acuerdo suscrito en Estocolmo, la capital sueca.

 

Según ha señalado Abdel Salam, las dos partes han hablado de la próxima ronda de diálogos, que se realizará a finales de enero o principios de febrero, para que dichas negociaciones “resulten en un diálogo político exitoso”.

El representante de Ansarolá ha asegurado que se deben resolver varias cuestiones pendientes antes del inicio de las conversaciones.

Los acuerdos alcanzados en los diálogos de paz yemeníes en Suecia son tres, de entre los cinco temas principales discutidos, a saber: la reapertura del Aeropuerto Internacional de Saná —solo para vuelos domésticos—, el intercambio de prisioneros y la tregua en Al-Hudayda (oeste) para facilitar la llegada de ayuda humanitaria

El presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi, ya había advertido que sus fuerzas cerrarán el aeropuerto de Saná si no se restablece el tráfico aéreo civil en Yemen. El aeropuerto de Saná era el principal del país hasta la agresión saudí, y recibía vuelos nacionales e internacionales, pero su acceso está restringido ahora por la ofensiva.

Pese a las violaciones cometidas por la coalición, el movimiento popular Ansarolá señala que cumplirá con sus compromisos. En este contexto, comenzó la retirada de sus fuerzas de Al-Hudayda.

En conformidad con el acuerdo logrado en Suecia, Riad y sus aliados deberían hacer lo mismo. La comunidad internacional desea que una posible exitosa tregua en Al-Hudayda allane el camino para extender el cese de hostilidades en todo el país y así poner fin a una guerra devastadora que ha dejado más de 60 000 civiles muertos.

msm/anz/rba/hnb

Comentarios