• Tropas turcas patrullan en la ciudad de Atareb, en el campo occidental controlado por los grupos armados en Alepo, Siria, 19 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 21 de julio de 2020 17:33
Actualizada: martes, 21 de julio de 2020 18:06

El Gobierno de Ankara asegura que las tropas turcas que han realizado varias incursiones en Siria se quedarán en el país árabe pese a las denuncias de Damasco.

“Continuaremos en ese país hasta que el pueblo sirio, nuestro vecino y hermano, recupere la libertad, la paz y la seguridad”, ha dicho este martes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tratando de justificar su ocupación de parte del norte de Siria.

Durante un discurso pronunciado en Ankara (capital turca), el mandatario turco ha cuestionado las elecciones legislativas celebradas el domingo en Siria, unos comicios que, conforme a las autoridades sirias, constituyeron un desdén a la presencia e interferencia externa, además de suponer una victoria para Siria.

Turquía ocupa partes del territorio sirio en el norte y respalda a ciertos grupos armados y terroristas que luchan contra el Ejército de Siria, mayormente en las provincias de Idlib y Al-Hasaka.

De hecho, el Gobierno turco combate directamente contra las fuerzas de Damasco desde el 1 de marzo, cuando anunció el inicio de una operación militar en la provincia de Idlib.

 

Aunque dicha intervención militar cesó el 5 de marzo a raíz del alto el fuego alcanzado entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y Erdogan, Ankara ha violado reiteradamente la tregua, ha enviado refuerzos militares a Siria y ha atacado posiciones sirias.

El país euroasiático, que justifica la ocupación de Siria con su denominado deber de luchar contra los milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) —a los que considera terroristas— y garantizar su seguridad, ha desempeñado un papel desestabilizador en el país árabe.

Las tropas turcas proporcionan apoyo a los terroristas en los ataques que lanzan contra las fuerzas sirias y, además, junto a sus adláteres terroristas, han atacado las aldeas sirias y las posiciones de los soldados de este país.

Entretanto, Ankara sigue enviando al territorio sirio refuerzos militares, incluidas baterías de sistemas de defensa aérea.

Las autoridades sirias aseguran que dicha conducta de Turquía pone de relieve que este país busca una ocupación duradera del territorio sirio. Asimismo, aseguran que Damasco está decidido a hacer frente a la ilegal agresión de Ankara.

tqi/anz/mjs/mkh