• El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habla con la prensa en Estambul, Turquía, 18 de octubre de 2019.
Publicada: sábado, 19 de octubre de 2019 16:40
Actualizada: lunes, 21 de octubre de 2019 5:15

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, amenaza con “aplastar las cabezas” de las milicias kurdas si no abandonan el noroeste de Siria durante la tregua.

En un discurso pronunciado este sábado en una inauguración en la provincia central de Kayseri, el mandatario turco se ha referido a la reunión sobre Siria que tendrá el próximo 22 de octubre con su par ruso, Vladimir Putin, y ha advertido de que, si no encuentran una solución, Ankara “implementaría sus propios planes”.

“No permitiremos el establecimiento de un corredor terrorista a lo largo de nuestra línea fronteriza”, insiste Erdogan, calificando de terroristas a las milicias kurdo-sirias contra las que lanzó el 9 de octubre una agresión militar por todo lo alto para neutralizar las amenazas a su suelo que supuestamente de ellas provienen.

Erdogan y el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, acordaran el jueves un alto el fuego. Ankara debía suspender por 120 horas sus ataques a los kurdo-sirios y permitir que las milicias kurdas se retiren de la “zona segura” establecida por Turquía, que, de hecho, supone un área de más de 444 kilómetros a lo largo de la frontera con Siria. El jefe del Gobierno turco ha advertido de que “aplastará” a los kurdos si no se retiran.

No permitiremos el establecimiento de un corredor terrorista a lo largo de nuestra línea fronteriza”, ha dicho el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, amenazando con “aplastar las cabezas” las milicias kurdas si no se retiran de la “zona segura” que ha establecido Ankara, un área de más de 444 kilómetros a lo largo de la frontera con Siria. 

 

La consejera política y de información de la Presidencia de Siria, Buzaina Shaaban, calificó el jueves de “vago” este acuerdo unilateral, ya que no fue negociado con los kurdos, e insistió en que el término “zona de seguridad” utilizado por los turcos es “incorrecto”, ya que lo que plantea Turquía es, en realidad, una “zona de ocupación”.

Varios informes indican que Turquía continuó el viernes atacando a las milicias kurdas en Siria pese al acuerdo de alto el fuego suscrito con EE.UU. Erdogan, sin embargo, calificó de falsos los reportes.

El mismo viernes, Amnistía Internacional (AI) denunció que se produjeron “crímenes de guerra” durante la agresión turca a Siria. “Las fuerzas militares turcas y grupos armados sirios apoyados por Turquía han mostrado un desprecio vergonzoso por las vidas de los civiles”, denostó el organismo.

LEER MÁS: Turquía bombardea ciudad siria con “agentes químicos desconocidos”

msm/nii/

Comentarios