• Fuerzas Armadas de Irán aceleran ayuda a afectados por lluvias
Publicada: domingo, 24 de marzo de 2019 13:40
Actualizada: lunes, 8 de abril de 2019 9:26

Las Fuerzas Armadas de Irán se mantienen en alerta y redoblarán sus esfuerzos para ayudar a los afectados por las recientes inundaciones en el norte del país.

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri, pidió el sábado a las fuerzas de seguridad y del orden público que aceleren las labores de asistencia a los damnificados por las inundaciones registradas en las provincias de Mazandarán y Golestán.

El destacado militar persa instó al conjunto de las Fuerzas Armadas, incluidos el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el Ejército, la Policía y el Ministerio de Defensa, a ofrecer ayuda humanitaria, logística y sanitaria a los afectados, y a continuar brindando asistencia “integral y coordinada” a los residentes de las áreas afectadas por las fuertes precipitaciones.

Las lluvias torrenciales caídas los días 19 y 20 de marzo causaron fuertes inundaciones en las provincias septentrionales de Mazandarán y Golestán, donde la gente se preparaba para celebrar el Noruz o el Año Nuevo persa (21 de marzo).

Más de 56 000 personas se han visto afectadas en al menos 70 aldeas, en Golestán, y en 200 pueblos, en Mazandarán. Al menos cinco personas han perdido la vida en la catástrofe causada por las lluvias.

Las precipitaciones desbordaron dos presas de Golestán, lo que provocó graves inundaciones en las aldeas y ciudades del este de dicha provincia.

 

Las ciudades de Aqqala y Gomishan, ambas evacuadas, se encuentran entre las más afectadas en la provincia de Golestán. Allí, el transporte solo es posible mediante lanchas, por lo que los servicios de rescate han enviado helicópteros para llevar alimentos y mantas a los damnificados que todavía permanecen allí.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, expresó la jornada de ayer su profundo pesar por las pérdidas humanas y materiales causadas por las lluvias, y ordenó a los organismos competentes que movilicen todos sus medios para acelerar las labores de rescate.

En Mazandarán, las aguas de la inundación se están canalizando desde las áreas afectadas hacia el mar Caspio, ubicado al norte de la provincia. Sin embargo, en Golestán, se necesita más tiempo debido a que la distancia que lo separa del mar es mayor, conforme a autoridades locales.

ftm/anz/mkh

Comentarios