• Lluvias torrenciales provocan inundaciones en el norte de Irán
Publicada: sábado, 23 de marzo de 2019 16:41
Actualizada: lunes, 8 de abril de 2019 9:26

Dos provincias del norte de Irán han sufrido en los últimos días fuertes inundaciones, deslaves y desbordes de ríos a causa de lluvias torrenciales.

Diferentes ciudades de las provincias de Mazandarán y Golestán, situadas en el norte y noreste del país, respectivamente, comenzaron el año nuevo persa, con el Noruz (21 de marzo), con muy malas condiciones climáticas.

En la ciudad de Sari, capital de Mazandarán, las aguas del río Tayan se salieron de su cauce, arrancaron árboles y derrumbaron estructuras de diversos tipos, incluidos los soportes energéticos de la zona, según medios locales.

Aún se desconoce el número exacto de víctimas mortales de las inundaciones, pero la Oficina de Gestión de Desastres de Golestán ha informado de la muerte de dos personas en esa provincia a causa del derrumbe de varios edificios inundados. Ha habido también varios heridos.

La ciudad de Aqqala, al norte de Gorgán (capital de Golestán), ha registrado al igual que los pueblos aledaños las peores condiciones climáticas. En esa ciudad, varias carreteras siguen bajo el agua y no hay comunicación terrestre entre varios pueblos cercanos.

La ciudad de Aqqala, en la provincia de Golestán (noreste de Irán), sufre una fuerte inundación, marzo de 2019. (Foto: IRNA)

 

Las fuertes lluvias registradas los días 19 y 20 de marzo desbordaron dos represas de Golestán, lo que provocó graves inundaciones en las aldeas y ciudades del este de la provincia.

Numerosos equipos de bomberos y de salvamento de la Sociedad de la Media Luna Roja están llevando a cabo operaciones de búsqueda y rescate para encontrar a eventuales personas atrapadas en edificios dañados.

Muchos funcionarios del Gobierno, incluido el ministro del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli, han viajado a las zonas más damnificadas para supervisar las tareas de socorro. Hablando con periodistas en Golestán, Rahmani Fazli ha asegurado que se ha superado el peligro de que las inundaciones empeoren.

El ministro ha manifestado su esperanza de que se aceleren las tareas aéreas de socorro gracias al cese de las precipitaciones y el mejoramiento del clima.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha expresado este mismo sábado su profundo pesar por las pérdidas materiales causadas por las lluvias en el norte del país y ha ordenado a los organismos competentes que movilicen todos sus medios para acelerar las tareas de rescate.

ftm/mla/mjs

Comentarios