• Comienza la cuenta regresiva para el año nuevo en Irán
Publicada: miércoles, 20 de marzo de 2019 17:50
Actualizada: miércoles, 20 de marzo de 2019 18:50

Cuanta atrás para el año nuevo iraní. El país persa se prepara para Noruz y el inicio de la primavera, con una serie de rituales y tradiciones únicas.

Con música, alegría y energía, los iraníes reciben este jueves por la mañana el año 1398 héjira solar. Noruz , o “el día nuevo”, es una fiesta entrelazada con el renacimiento de la naturaleza, ya que su inicio coincide con el equinoccio de primavera, y el término del invierno.

El evento abarca festejos increíbles que abarcan unas dos semanas, y que varían desde la Festival de Fuego - el Chaharshanbesuri-, la Limpieza Hogareña, -el Junetekuni- al estreno de ropa y calzado. Y es para que todo luzca nuevo para recibir el nuevo año.

El origen de esta fiesta se remonta a miles de años de antigüedad, y está inmerso en mitos e historias. Según algunos, el primer día de Farvardin, que coincide con el primer mes iraní de primavera, es el día en el que Rey Yamshid, después de siglos de guerras con los monstruos, consiguió limpiar la tierra de ese mal y estableció esta jornada como día de festejo.

El personaje más simpático de estas fiestas es Hayi Noruz, un señor con la cara pintada de negro, y vestido de rojo. El Hayi Noruz toca la pandereta en las calles, baila y canta.

En Noruz, además, todo el mundo forma el “Sofreye Haft Sin”, literalmente el “mantel de las siete eses”. Se trata de siete productos que empiezan por la misma letra “S” en lengua persa y tiene un significado especial para los locales. Ahí van:

SABZE que es un recipiente con brotes de trigo o lentejas y representa el renacimiento.

SAMANU es un pudding elaborado con harina de trigo que representa la riqueza.

SENYED es el fruto seco y es el símbolo del amor.

SERKE o vinagre, simboliza la edad y la paciencia.

SIB, o manzana, es el símbolo de la salud y la belleza.

SIR, ajo, representa la medicina y la salud.

SOMAG son bayas de zumaque que representan el sol.

Además de estos siete elementos, los iraníes colocan algunas otras cosas en sus mesas, como las monedas que simbolizan prosperidad y riqueza, el espejo como muestra de la reflexión sobre la vida, y huevos dibujados para traer fertilidad.

El Noruz fue inscrito en 2016 en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. Aparte de Irán, el Noruz se celebra también en algunos países Oriente Medio, Asia Central, los Balcanes y el Cáucaso, en las antiguas repúblicas soviéticas y en Afganistán, entre otras partes.

kmd/mkh

Comentarios