• Milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) en un desfile militar en Siria, 27 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 14 de septiembre de 2019 9:11
Actualizada: sábado, 14 de septiembre de 2019 9:53

El nuevo plan saudí-estadounidense se centra en fortalecer a las tribus árabes en el este de Siria para reemplazar a los kurdos, advierte un opositor sirio.

En un audio recogido el viernes por el diario internacional árabe Rai al-Youm, Michel Kilo reveló que EE.UU. y Arabia Saudí buscan “arreglar” la situación en la ribera este del río Éufrates de forma que desean favorecer a las tribus árabes y no a los kurdos.

El activista cristiano explica que para materializar este fin, Washington y Riad han auspiciado la creación del llamado “Consejo de Tribus de Siria” en todo el país árabe; un proceso que, de acuerdo con Kilo, empezó después de que EE.UU. “rechazó el proyecto político” presentado por los kurdo-sirios.

Al respecto, recordó que en una visita realizada en el este de Siria, los representantes estadounidenses y saudíes se habían negado a entrar en las zonas controladas por los kurdos. “Eso conlleva un claro mensaje a los kurdos” de que ya no los apoyan, matizó Kilo.

“Los estadounidenses nos dicen que no buscan la política kurda (…) Los estadounidenses y los saudíes buscan formar una realidad política basada en las tribus árabes en la región” del este de Siria, denunció el opositor sirio.

Los estadounidenses nos dicen que no buscan la política kurda (…) Los estadounidenses y los saudíes buscan formar una realidad política basada en las tribus árabes en la región” del este de Siria, denunció Michel Kilo, un activista opositor sirio.

 

Anteriormente, Riad y Washington se habían enfocado en los kurdos. La agencia turca de noticias Anadolu informó en mayo de 2018 que Arabia Saudí y los kurdos sirios planeaban formar una nueva fuerza en Siria que sería financiada por Riad y apoyada por EE.UU.

El referido informe salió a la luz pocos días después de que una fuente de la denominada Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) revelara que la monarquía árabe planea desplegar mercenarios en el extremo este de Siria, región fronteriza con Irak, y que pagará unos 200 dólares al mes a cada uno de esos combatientes.

Sin embargo, los combatientes kurdos son considerados “terroristas” por Turquía que ha alcanzado recientemente, un acuerdo con EE.UU. para crear una “zona segura” en la orilla oriental del río Éufrates en Siria.

LEER MÁS: Kurdos, enojados por acuerdo de ‘zona segura’ en el norte de Siria

LEER MÁS: Kurdos rechazan zona de seguridad controlada por Turquía en Siria

El Ministerio turco de Defensa anunció el 8 de septiembre que el primer patrullaje conjunto entre las fuerzas turcas y estadounidenses desplegadas en la zona se realizó íntegramente, pese a condenas del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad.

La injerencia extranjera en Siria ha complicado, de hecho, la larga lucha antiterrorista, que ha cumplido ya ocho años, pese a las importantes victorias cosechadas por las fuerzas sirias frente a los grupos terroristas.

ask/ktg/hnb

Comentarios