• Francotiradores rusos se despliegan cerca de la provincia de Idlib, noroeste de Siria, para ayudar al Ejército sirio ante una inminente ofensiva.
Publicada: miércoles, 1 de mayo de 2019 14:18
Actualizada: miércoles, 1 de mayo de 2019 17:30

Francotiradores rusos se despliegan cerca de la provincia noroccidental siria de Idlib para ayudar al Ejército de Damasco en una ofensiva antiterrorista.

Según ha informado este miércoles Al-Masdar News, varios francotiradores rusos se han desplegado cerca de las líneas del frente de Idlib para brindar apoyo al Ejército sirio y sus aliados en su inminente operación militar contra los terroristas en el noroeste de la provincia.

Mientras distintas fuentes señalan que se tratan de francotiradores del Ejército de Rusia, lo más probable es que sean el personal del grupo Wagner, una compañía militar rusa que da asesoramiento militar al Gobierno de Siria, agrega el portal informativo.

Se espera que los militares rusos se impliquen a fondo en el anunciado intento del Ejército sirio y sus aliados de expulsar al grupo terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) y otras bandas rebeldes de la zona desmilitarizada que se extiende desde el noreste de Latakia (noroeste) hasta el oeste de Alepo (norte).

Francotiradores rusos se despliegan cerca de la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, para ayudar al Ejército sirio en una inminente ofensiva.

 

Idlib está en las garras de bandas rebeldes y extremistas afines a Al-Qaeda desde 2015. A la provincia fueron evacuados además en virtud de acuerdos de reconciliación integrantes de distintos grupos armados que se negaron a rendirse tras las operaciones del Ejército sirio en Alepo, Homs (centro), Guta Oriental (al este de la capital, Damasco) y Daraa (sur).

Desde el sur de Idlib se lanzan continuos ataques a las posiciones de las Fuerzas Armadas sirias, a lo que el Gobierno responde con bombardeos limitados.

Los ataques terroristas se producen a pesar del pacto alcanzado entre Turquía y Rusia el 17 de septiembre de 2018 para el establecimiento de una zona desmilitarizada de entre 15 y 20 kilómetros de ancho que separara las posiciones del Ejército sirio de la zona controlada por la oposición armada respaldada por Turquía.

El sábado, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció que mantendría un contingente militar activo en Idlib para luchar contra los terroristas y advirtió a los grupos armados de que, si siguen violando el alto el fuego con sus ofensivas en las zonas de distensión de la provincia, “sufrirán las represalias”.

fmk/mla/fmd/mkh