• El embajador de Siria en Rusia, Riad Haddad.
Publicada: lunes, 27 de agosto de 2018 1:17
Actualizada: martes, 28 de agosto de 2018 2:14

Siria reafirma que las acusaciones occidentales sobre el uso de armas químicas son un complot para detener el avance de Damasco contra los terroristas.

El embajador sirio en Rusia, Riad Haddad, ha denunciado este domingo una declaración emitida recientemente por EE.UU., Francia y el Reino Unido que acusaba al Gobierno sirio de planear usar armas químicas en su inminente ofensiva antiterrorista en el norte del país y la considera una trama para atacar Siria.    

“Mientras el Ejército (sirio), apoyado por los países amigos, avanza para liberar nuestras tierras, EE.UU. y el Occidente quieren intervenir inmediatamente para atacar y debilitar a Siria y prolongar la guerra”, ha indicado Haddad, citado por la agencia de noticias rusa Sputnik.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha advertido esta misma jornada sobre un plan de los grupos armados para realizar un falso ataque químico en el norte de Siria, que tendrá lugar en los próximos dos días, lo cual servirá de pretexto para que varios países ataquen esta nación.

Haddad, sin embargo, ha resaltado que Siria destruyó completamente su arsenal químico en 2013, como confirmó la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y nunca ha usado armas químicas en su lucha antiterrorista.

Mientras el Ejército (sirio), apoyado por los países amigos, avanza para liberar nuestras tierras, EE.UU. y el Occidente quieren intervenir inmediatamente para atacar y debilitar a Siria y prolongar la guerra”, ha indicado el embajador sirio en Rusia, Riad Haddad

 

“Siria se deshizo del arsenal químico en 2013. Nunca usamos y no usaremos armas químicas”, ha aseverado el diplomático sirio, para después confirmar los planes de los países occidentales para asaltar el territorio árabe.     

El pasado abril, EE.UU., el Reino Unido y Francia lanzaron un masivo ataque aéreo contra Siria, en respuesta a un presunto ataque químico en la ciudad de Duma, situada en la región de Guta Oriental, sin dar tiempo a que la OPAQ iniciara sus investigaciones sobre el incidente.

Por su parte, el Gobierno de Damasco rechazó tajantemente las acusaciones de EE.UU. de que estuviera detrás del ataque químico en Duma, y aseguró que el bombardeo de Washington y sus dos aliados occidentales intentaba salvar a los terroristas de las grandes derrotas que están sufriendo en el país árabe por las operaciones del Ejército sirio.

myd/rha/lvs/alg

Comentarios