• Una imagen de la tortuga Solitario George en el Parque Nacional Galápagos, en Santa Cruz, Ecuador, 18 de marzo de 2009. (Fuente: AFP)
Publicada: martes, 4 de diciembre de 2018 19:02

Un nuevo estudio ha descubierto, en el genoma de dos tortugas gigantes, la clave de salvar a la humanidad del cáncer y las enfermedades vinculadas a la edad.

Se trata del estudio de un grupo internacional de científicos, publicado el lunes por Nature Ecology & Evolution, sobre el código genético, ADN, de dos tortugas gigantes: Solitario George, que vivió más de 100 años en una isla en Ecuador, y una tortuga de Aldabra, representante de la única especie viva de tortuga gigante en el océano Índico.

Según explica Tomàs Marquès-Bonet, uno de los coautores del trabajo, estudiar y comparar los genes más relevantes de ambos ejemplares, los cuales “contribuyen a envejecer de manera saludable y sin cáncer”, ayudó al equipo a “comprender por qué unos humanos desarrollan cáncer con más facilidad que otros”.

Por su parte, otro coautor del estudio Víctor Quesada explica la amplia meta de este análisis: “No pensamos en un secreto de la longevidad de las tortugas gigantes, sino en muchas claves que ocurren juntas”.

No pensamos en un secreto de la longevidad de las tortugas gigantes, sino en muchas claves que ocurren juntas”, dice Víctor Quesada, uno de los coautores de un estudio sobre los genes de dos tortugas gigantes.

 

bhr/anz/mkh/alg

Comentarios