• El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, habla durante una conferencia de prensa en Bagdad, capital de Irak, 7 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 8 de noviembre de 2019 14:23
Actualizada: viernes, 8 de noviembre de 2019 18:23

Rusia comenzó a desarrollar misiles de mediano y corto alcance como respuesta recíproca a las acciones de EE.UU., ha declarado el canciller ruso.

“Dado que EE.UU. ya ha comenzado a crear misiles terrestres de alcance medio y corto, nosotros, como lo había advertido el presidente [Vladímir Putin], actuaremos de manera recíproca”, ha aseverado este viernes Serguéi Lavrov en una conferencia sobre desarme que acoge Moscú (capital rusa) del 7 al 9 de noviembre.

Sin embargo, el ministro de Exteriores ruso ha dejado claro que con el objetivo de dejar abierta la puerta para la búsqueda de soluciones en el sector de los misiles, “Rusia ha decidido no desplegar sistemas terrestres de misiles de medio y corto alcance en ninguna región hasta que no se desplieguen allí misiles de este tipo de producción estadounidense”.

Lavrov ha advertido que el mundo se está volviendo cada vez más inestable porque Estados Unidos no quiere acatar los regímenes de control de armas.

En este sentido, el funcionario de alto rango ruso ha acusado a Washington de ver los tratados de control de armas como una “restricción indeseable” a sus esfuerzos para “expandir su potencial militar en todo el mundo”.

Dado que EE.UU. ya ha comenzado a crear misiles terrestres de alcance medio y corto, nosotros, como lo había advertido el presidente [Vladímir Putin], actuaremos de manera recíproca”, ha aseverado el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

 

Además, Lavrov ha criticado a los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por actuar como su aliado estadounidense al no aceptar unirse a una moratoria sobre el despliegue de los misiles de medio y corto alcance que propuso Moscú.

Ante tal coyuntura, el canciller ruso ha advertido que ahora “la pelota está en el tejado de esos Estados” de la OTAN y Rusia dará sus pasos según el comportamiento de los países de la Alianza Atlántica.

Después de que el Gobierno estadounidense afirmara a principios de agosto su retirada del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), e informara sobre sus planes para desplegar misiles en Asia, Washington anunció que desarrollará misiles previamente prohibidos por dicho tratado y ya ha realizado la primera prueba de misil de crucero de medio alcance.

LEER MÁS: Rusia amenaza con responder despliegue de misiles de EEUU en Asia

Rusia ha criticado enérgicamente a Washington por “ignorar” todas las propuestas “constructivas” de Moscú para salvar el Tratado INF. En respuesta a las acciones de Washington tomadas tras su salida del INF, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció que Moscú fabricará misiles prohibidos por el mencionado pacto, pero no será el primero en desplegarlos.

El INF fue suscrito en 1987, en la era de la Guerra Fría, entre la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Estados Unidos con el fin de prohibir los misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5500 kilómetros.

tmv/lvs/rba

Comentarios