• Nuevo sistema de defensa aérea Tor-M2DT que va a entrar en servicio para las tropas árticas rusas.
Publicada: miércoles, 13 de marzo de 2019 16:01
Actualizada: miércoles, 13 de marzo de 2019 19:39

Moscú desplegará nuevos misiles en el Ártico para responder a las amenazas existentes y proyectadas en la región, dice un alto mando naval ruso.

Mientras se intensifica la pugna entre EE.UU. y Rusia por el dominio del océano Ártico, el almirante Nikolái Yevménov, comandante de la Flota del Norte rusa, ha anunciado que el Ejército ruso planea reforzar sus posiciones en esa estratégica región con sistemas adicionales de defensa aérea.

“Las nuevas unidades de formación de defensa aérea pronto se ubicarán en la aldea de Yakutia, en Tiksi”, ha indicado este miércoles Yevmenov al rotativo Krasnaya Zvezda, periódico oficial de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Según el almirante ruso, esos sistemas están diseñados para “garantizar la seguridad del espacio aéreo sobre la Ruta Marítima del Norte”, un corredor estratégico de transporte marítimo entre Asia y Europa.

Yevmenov ha manifestado que la Flota del Norte se reforzará con misiles de defensa costeros, así como con un sistema de misiles de defensa aérea de corto alcance Tor-M2DT.

Estas actividades, ha explicado el comandante, forman parte del Plan de Desarrollo de Infraestructuras del Ártico, destinado a garantizar la seguridad de la Federación Rusa en el plano militar. “Su implementación nos permitirá responder de manera adecuada y proporcional a las amenazas existentes y proyectadas, así como garantizar la protección de los intereses nacionales en la región”, ha agregado.

Las nuevas unidades de formación de defensa aérea pronto se ubicarán en la aldea de Yakutia, en Tiksi”, ha indicado el comandante de la Flota del Norte rusa, el almirante Nikolai Yevmenov, al informar de que Rusia desplegará nuevos misiles en el océano Ártico.

 

En febrero, Rusia advirtió de que reaccionaría a los planes de los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por Washington, para reforzar su presencia militar en la región ártica.

Dos años atrás, en 2017, Moscú informó ya de un plan para reforzar su presencia militar en la región, en consonancia con la directriz del presidente ruso, Vladímir Putin, de proyectar el poder militar ruso “hacia un nivel no visto desde la época de la extinta URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas)”.

El Ministerio de Defensa está así trabajando a un ritmo acelerado para reafirmar su presencia en la región reabriendo las antiguas instalaciones de defensa y desplegando nuevas armas, al tiempo que en Washington afirman que cambiarán sus planes operativos para contrarrestar la influencia de Moscú en la zona.

El Ártico es una zona de suma importancia por sus grandes reservas de gas y petróleo, así como por ser mu estratégica para Moscú y Occidente, en particular tras el deterioro de las relaciones de Rusia con Estados Unidos y la Unión Europea (UE) en los últimos años.

tmv/mla/ask/rba

Comentarios