• El presidente de Rusia, Vladímir Putin, asiste a una cumbre celebrada en Ashjabat, capital de Turkmenistán, 11 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 11 de octubre de 2019 17:23
Actualizada: viernes, 11 de octubre de 2019 18:57

El presidente ruso declara que Rusia tiene que desarrollar misiles de alcance medio para defenderse ante las armas similares de este tipo que tiene EE.UU.

En una reunión con otros líderes de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) celebrada en Asjabad (Turkmenistán), Vladímir Putin ha recordado este viernes que a pesar de que Moscú prometió en su día de que no iba a desplegar misiles de alcance medio si llegara a desarrollar estas armas no le queda otra opción que hacerlo en las mismas regiones donde EE.UU. pretende desplegarlos.

“Por supuesto, ahora vamos a trabajar en ello, porque EE.UU. ya los tiene”, ha aseverado el mandatario ruso en referencia a este tipo de misiles que Washington quiere colocar en los países cercanos a las fronteras rusas.

LEER MÁS: Putin: Rusia fabricará misiles prohibidos por el Tratado INF

Putin ha denunciado que el despliegue de misiles estadounidenses en Asia, tras la retirada de Washington del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), afectaría los intereses de Rusia, cuyo territorio quedaría al alcance.

Está claro quién es el objetivo número uno, en este caso. No estamos contentos porque esto nos preocupa. Vamos a ver, por supuesto, dónde exactamente los desplegarán, pero [estas armas] también van a alcanzar el territorio ruso, por lo que todo esto no mejora, sino que empeora la situación en el campo de la seguridad internacional”, ha denunciado el presidente ruso, Vladimir Putin, respecto al despliegue de misiles estadounidenses en Asia.

Según Putin, Estados Unidos inventó el pretexto para salir del Tratado INF por su política en Asia y a fin de desplegar sus misiles de mediano y corto alcance en los países de dicha región, incluido Japón y Corea del Sur, con los ojos puestos en Rusia.

“Está claro quién es el objetivo número uno, en este caso. No estamos contentos porque esto nos preocupa. Vamos a ver, por supuesto, dónde exactamente los desplegarán, pero [estas armas] también van a alcanzar el territorio ruso, por lo que todo esto no mejora, sino que empeora la situación en el campo de la seguridad internacional”, ha enfatizado.

El mandatario ha hecho hincapié en que EE.UU. tres meses después de haberse retirado del Tratado INF probó un misil de mediano alcance. “Esto sugiere que lo fabricaron mucho antes de retirarse, porque no se puede fabricar un arma de este tipo en tres meses, es necesario trabajar en ello durante años”, ha aclarado Putin.

LEER MÁS: Putin amenaza con responder a las pruebas de misiles de EEUU

Rusia ha advertido en varias ocasiones que la salida de Washington del Tratado INF podría abrir la puerta a una nueva carrera armamentística.

El Tratado INF fue firmado en 1987 entre EE.UU. y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), con el objetivo de eliminar los misiles balísticos y de crucero con base en tierra con un alcance de entre 500 y 5500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales.

tmv/krd/rba